‘Versión española’ emite el documental “Bicicleta, cuchara, manzana” sobre Pasqual Maragall

Estándar

‘Versión española’ emite el documental “Bicicleta, cuchara, manzana” sobre Pasqual Maragall

Pasqual Maragall, su esposa y el director estarán en el coloquio posterior.

‘Versión española’ emite hoy martes, 6 de marzo, el documental “Bicicleta, cuchara, manzana”, un emocionante retrato de la enfermedad del Alzheimer a través de la figura del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall.

Carles Bosch dirige esta conmovedora obra basada en la lucha de un hombre dispuesto a que los científicos encuentren curación a una enfermedad que afecta a más de 26 millones de personas en todo el mundo. El director de la cinta estará presente en el coloquio posterior moderado por Cayetana Guillén Cuervo, así como el propio protagonista del largometraje, Pasqual Maragall y su esposa, Diana Garrigosa.

Una cruzada contra el Alzheimer

Diagnóstico: Alzheimer. En otoño de 2007, y una vez superado el golpe inicial de escuchar estas palabras, Pasqual Maragall y su familia inician una cruzada contra la enfermedad que se convierte en un testimonio de excepción y en el eje central de esta película.

Con inteligencia, sinceridad y buen humor, el expresidente de la Generalitat de Cataluña y exalcalde de Barcelona se deja retratar junto a su familia y sus médicos para dejar constancia del día a día de su lucha personal. En ella veremos a un paciente excepcional, dispuesto a que los científicos encuentren curación antes de que la cifra de 26 millones de enfermos en el mundo se multiplique por diez.

Ganadora del Goya al Mejor Largometraje Documental en 2011 y participada por TVE, “Bicicleta, cuchara, manzana” es un extraordinario retrato humano realizado desde la reflexión y la emoción por Carles Bosch, director también de “Septiembres” y “Balseros”, por la que estuvo nominado al Óscar en 2004.

Fuente: formulatv.com

Si no podeis verlo esta noche (mejor verlo puesto que harán un coloquio posterior a la emisión del documental) podeis hacerlo en cualquier momento aqui http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/documental-bicicleta-cuchara-manzana/1203753/

Anuncios

»

  1. A mí la película (la vi en su momento) no me gustó tanto como pensaba, creo que fue porque se hablaba mucho del alzheimer pero se veía poco: a mí me hubiera gustado más ver cómo afecta a Maragall, no por morbo, sino porque creo que es más emocionante (cinematográficamente hablando): en el cine ha que VER las cosas. Precisamente ayer en el coloquio se mostraban orgullosos del equilibrio de la película y yo no tengo tan claro que sea una virtud. También recuerdo que había unas escenas en la India que no acabé de entender porqué estaban en la película. Dicho esto, por supuesto es una película muy interesante y muy recomendable. Ya digo, hablo como aficionado al cine no como conocedor de la enfermedad.

    • Hace unos meses con motivo del Día Mundial del Alzheimer en el Año Internacional del Alzheimer (para mayor redundancia) Informe Semanal emitio un reportaje sobre la enfermedad. Cuando visioné dicho reportaje me indigno sobremanera que no mostrase la “realidad” de la enfermedad; es decir, se mostraba a través de un Centro de Alzheimer (dividido por módulos en escala de avance de la demencia) a los pacientes, pero se mostraba aquellos que eran leves, que hablan, que se mueven, que son en mayor o menor medida autónomos e independientes. No había rastro de los módulos avanzados; aquellos donde los pacientes están postrados en un silla de ruedas o en un sillon rodeados de cojines especiales para que no les salgan escaras en la piel, con los miembros atrofiados y retorcidos, emitiendo gritos, llantos y otros sonidos, etc.
      Mi mayor colera venía por que sentía que como la sociedad y la gente “de fuera” nos va a comprender, va entender la atrocidad de esta enfermedad si nosotros mismos nos ocupamos de ocultarsela.
      Más tarde, relajado y reflexionando con el bagaje de mi propia experiencia (camino de diez años viviendo la enfermedad de cerca) sé que a la gente le asusta, le da miedo asomarse a esas cosas y en el fondo es normal, es una reacción comprensible y casi instintiva del ser humano, me alegra que tú visión sea VER y que sobre todo en el cine hay que VER las cosas, pero la mayoría de la gente si le plantas la realidad pura y dura, en su mayoría NO querrría VER.
      La gente de mi entorno pero ajena a esta enfermedad, no ha querido acompañarme a un centro a VER lo que yo VEO, ni siquiera muchos han sido capaces de ver un libro de fotografías de enfermos, sin duda que me gustaría que me pudieran comprender y VER lo que yo VEO, pero entiendo que no es fácil y que es justificable incluso.
      Creo que en el cine, en la enfermedad del Alzheimer y en la vida, es más importante MOSTRAR que ENSEÑAR y eso es lo que ocurre en “Bicicleta, cuchara, manzana” o en “Arrugas”, se muestra la realidad sin enseñar, para que la gente no se asuste, se pueda arrimar a ella y quizás algún día esté preparada para que le ENSEÑEN y VEA. Respecto a Maragall, viste todo lo que hay que ver, sin más, me explico: A esta persona se le diagnosticó muy en el inicio de la enfermedad, con una transcendencia muy leve aún hoy en día, ten en cuenta que hablamos de 2007 y estamos a 2012, si le viste anoche en el coloquio está aún estupendamente después de 5 años, la enfermedad aún le avanza muy lentamente. Yo siendo conocedor de la enfermedad durante los dos años que se desarrolla el documental paralelamente a la enfermedad, si detecto indicios y vestigios pero no hay más de lo que se ve en este caso concreto. Por eso quizás su persona es muy mediatica y es muy útil pero quizás no sea tan didactica en el sentido estricto de conocer los cambios y el deterioro cognitivo.
      Sobre la enfermedad, Maragall y lo que comentas de la India, voy a realizar un análisis del documental, así que ahí te daré más respuestas a través de mi particular y personal visión, que para lo de la India tengo mi razonamiento.

      Gracias por participar y comentar.

  2. Sólo un apunte: el momento en el que vemos a un señor pensando cuál era la dichosa palabra que la falta para completar las tres que le acaban de decir, ese momento, digo, es más emocionante y trascendente que cualquier discurso. Dicho eso, evidentemente en un caso como el documental, y en un caso, encima, como éste, la frontera con el morbo está a la vuelta de la esquina. Sólo eché en falta un poco más de emoción, de momentos tan verdaderos como el que he dicho. Ah, y repito, la película es muuuuy recomendable, of course.

    • Entiendo lo que quieres decir y tienes mucha razón, quizás adolezca de cierta emoción motivado ello porque no es una película como tal, me refiero que no es un drama, ni un biopic, etc. sino que es una película documental y quizás por disminuye la porción de emoción por el interés en aumentar la parcela de la didáctica y la técnica de la enfermedad, aún así considero que dicha parte didactica no la carga demasiado, la entrelaza con la historia de pasqual y aunque falta emoción sí que tiene varios momentos de ternura que no voy a enumerar pero que seguro que los has podido reconocer igual que yo.

      Gracias por tu apunte.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s