Archivos Mensuales: octubre 2012

¿Cuál es la neurona más larga del cuerpo?

Estándar

Interesante entrevista realizada por La Información a Alberto Rábano, director del banco de cerebros de la Fundación CIEN en la que comenta las dimensiones de nuestra red neuronal de cientos de miles de kilómetros. Los axones de algunas neuronas pueden unir regiones separadas por más de un metro y en el caso de los grandes mamíferos alcanzar longitudes increíbles.

Para conocer la longitud de una neurona que controle un dedo del pie, se empieza a medir en la corteza cerebral, de ahí sale el axón que llega hasta los segmentos lumbares y así millones de neuronas. La longitud de todos esos cables en un solo cerebro es como ir a la Luna y volver”.

La distancia de la Tierra a la Luna es de unos 370.000 km, y aunque algunas estimaciones son algo menores que las que hace Alberto Rábano, siguen siendo igualmente impresionantes. Un estudio de Bente Pakkenberg (ver PDF), por ejemplo, estimaba en 2003 que la red de neuronas mielizadas tiene una extensión de entre 150.000 y 180.000 km.

El nervio más largo y más ancho del cuerpo humano es el nervio ciático, que se extiende de los pies hasta la pelvis y puede medir más de un metro. Un nervio está formado por un manojo de axones, explica el neurofisiólogo Xurxo Mariño, “como si fuera una cuerda”. El manojo -nervio- puede ser más largo que los axones, y dentro de un mismo nervio puede haber axones tanto de subida como de bajada. El axón más largo documentado en humanos parte de la punta de los dedos hasta la espina dorsal y puede llegar a tener un metro y medio en adultos.

El neurocientífico estadounidense Bradvey Voytek, considera que estas neuronas sensitivas -que tienen su cuerpo en los ganglios espinales – pueden ser más extensas, ya que conectan los receptores de la piel y penetran en la espina dorsal, el fascículo grácil y suben al cerebro a través del tálamo hasta la corteza. Es decir, explica Voytek, el nervio traslada el impulso desde la punta del pie hasta el bulbo raquídeo, lo que en una persona alta pueden ser dos metros de red neuronal continuada (¡!).

Extendiendo estos cálculos, Voytek prevé que el axón más largo es este mismo nervio pero en otro mamífero, la ballena azul. El mayor de estos ejemplares puede medir hasta 30 metros, de forma que sus nervios espinales podrían tener axones de hasta 25 metros. La señal eléctrica en los axones puede viajar a distintas velocidades, desde 0,5 a 100 metros por segundo. Teniendo en cuenta esta horquilla, la señal  nerviosa podría tardar hasta seis segundos en alcanzar el cerebro de la ballena y que esta fuera consciente de un estímulo.

Fuente: La Información y Blog Fundación Cien

La incapacidad de aprender cosas nuevas, uno de los primeros síntomas del Alzheimer

Estándar

En la entrevista realizada en el programa Hoy por hoy de la cadena Ser a Pablo Martínez, coordinador del VIII Simposio Internacional “Avances en la enfermedad de Alzheimer” y Director Científico de la Unidad de Investigación del Proyecto Alzheimer (UIPA) con motivo del Día Mundial del Alzheimer, escuchamos como aunque a todos nos poder contar ya con la solución final para el Alzheimer, debemos reconocer que la ciencia ha avanzado mucho en los últimos 10 años sobre todo en diagnóstico, conocimiento de mecanismos patogénicos de la enfermedad y está apuntando hacia nuevos focos en terapia.

Escucha el audio aquí

Pablo Martínez nos explica que el diagnóstico precoz es muy importante porque sabemos que cuando el Alzheimer se manifiesta clínicamente, el paciente puede llevar décadas con el proceso degenerativo en su cerebro y esto nos permitiría empezar el tratamiento preclínico, cuando la enfermedad ya existe pero no hay síntomas.

¿Cuáles son los primeros síntomas que deben hacernos acudir al médico? El olvido ocasional nos ocurre a todos y no tiene importancia, sin embargo la pérdida reiterada de memoria o la incapacidad para aprender cosas nuevas es la manifestación más frecuente de comienzo del Alzheimer.

Una vez diagnosticado, las terapias permiten aliviar el deterioro cognitivo y retrasar la evolución de la enfermedad, en los pacientes en los que estas medicinas son eficaces, se puede retrasar entre 6 meses a un año antes del momento evolutivo en el que estaría.

En los últimos años se ha estudiado la calidad de vida del paciente con demencia, en el VIII Simposio se presentó un estudio sobre determinantes de calidad de vida del paciente con resultados como la depresión y la capacidad funcionalidad, lo que nos permite actuar sobre los que tienen tratamiento y mejorar el día a día de los pacientes.

Fuente: Blog Fundación Cien

Existen métodos nuevos para estudiar el alzhéimer de una forma diferente

Estándar

En la ponencia de Javier De Felipe durante el  VIII Simposio Internacional “Avances en la enfermedad de Alzheimer” explicó el Proyecto 3π en el que están creando mapas microscópicos del cerebro completo en 3D de los pacientes de Alzheimer. En general, los estudios realizados abordan la enfermedad de forma exhaustiva, pero usando perspectivas parciales del problema: evaluando neuropsicológicamente los efectos del deterioro cognitivo, o por medio de análisis histoquímicos e inmunocitoquímicos de muestras de tejido cerebral, determinación de marcadores bioquímicos… pero hasta el momento dichos aspectos no se han analizado conjuntamente con las alteraciones de los circuitos corticales. Por lo que se desconoce cómo y porqué ciertos circuitos normales se alteran provocan el deterioro cognitivo.

El proyecto 3π centra principalmente en el estudio del cerebro de pacientes con Alzheimer utilizando como eje central la estructura y recursos técnicos y humanos del Proyecto Cajal Blue Brain.El término 3π se refiere a los tres pilares en los que se apoya la investigación que se llevará a cabo de forma conjunta: Circuitos (gen, molécula, estructura, sinapsis, función), Cognición (estudios funcionales de neuroimagen, electroencefalografía y magnetoencefalografía; estudios cognitivos utilizando la tecnología 3D que ofrece la cueva de realidad virtual; estudios neurológicos, psiquiátricos y psicológicos) y Computación (banco de datos, análisis de datos, optimización, visualización, simulación).

El principal objetivo del Alzheimer 3π es la creación de mapas microscópicos del cerebro completo de pacientes con EA que se integrarán con información detallada sobre los aspectos clínicos, genéticos, moleculares, funcionales y patológicos asociados a esta enfermedad. Se han descubierto ya zonas en el cerebro de máxima conectividad q pueden estar relacionadas con el Alzheimer.

En definitiva, se pretende crear un vademécum digital del cerebro que permita analizar la enfermedad de forma global a partir de esta información multidisciplinar.

Otro aspecto importante del proyecto es que se desarrollará una nueva plataforma de computación masiva para la integración y explotación de da­tos de seguimiento de los pacientes con EA con fines clínicos y de investiga­ción. La nueva plataforma propone la integración de información clínica de naturaleza asistencial sobre los pacientes del Centro Alzheimer y otras entidades, de información procedente de infraestructuras clínicas avanzadas (por ejemplo, resonancia magnética funcional), así como de herramientas de rehabilitación y seguimiento (herramientas automatizadas para el tratamiento y eva­luación de pacientes).

En este proyecto además participan el equipo del Proyecto Cajal Blue Brain, junto con la participación del Centro Alzheimer de la Fundación Reina Sofía y la Asociación AFAL Contigo e instituciones como el Centro de Biología Molecular de la Universidad Autónoma de Madrid (CSIC-UAM), el Centro de Tecnología Biomédica (CTB) de la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad Rey Juan Carlos.

Fuente: Blog Fundación Cien

V Congreso Nacional Alzheimer – Los especialistas demandan un plan nacional contra el alzhéimer

Estándar

España suma cerca de 800.000 pacientes y 3,5 millones de familias afectadas

“La enfermedad de azhéimer no entiende de crisis. Cada año se incrementa un 7% el número de pacientes y los recursos son insuficientes”, afirmaba ayer Koldo Alustiza, presidente de la Asociación de Familiares y afectados de Alzhéimer de Gipuzkoa (Afagi), minutos antes de comenzar el quinto Congreso Nacional de Alzhéimer que se celebrará hasta el sábado en el Palacio Kursaal de San Sebastián.

Las cifras, al alza, de una de las enfermedades neurodegenerativas más extendidas y devastadoras en el mundo hablan por sí solas; 800.000 casos en España, 3,5 millones de familias afectadas, unos números que se duplicarán en 15 años. Los colectivos que intervienen alrededor de esta enfermedad como los sanitarios, científicos, cuidadores y familiares demandan una política estatal para hacer frente a la enfermedad desde todos los ángulos, no solo en el diagnóstico o durante el avance de la enfermedad, sino en el cuidado de estos pacientes.

Miquel Aguilar Barbera, jefe de Servicio de Neurología del Hospital Universitario Mutua de Terrassa y fundador de la Associació Vallès de Amics de la Neurología (AVAN), impartió la conferencia inaugural del congreso bajo el título La necesidad de un plan nacional de Alzheimer en España. En ella definió esta enfermedad como “una plaga”.

La consejera vasca de Asuntos Sociales en funciones, Gemma Zabaleta, cree que cuidando mejor a las personas se pueden generar oportunidades laborales. El departamento que dirige ha abierto durante la pasada legislatura vasca una agenda sociosanitaria sin perfilar. “Debemos llenarla de contenido, porque no solo de esa manera vamos a cuidar mejor a las personas, sino que vamos a ser capaces de generar en torno al cuidado un sector económico capaz de propiciar a las familias y a las personas cuidados de larga duración, que además, contribuyan a hacer del sector de los cuidados sostenible también económicamente”, aseguró.

Arranca en San Sebastián el quinto congreso nacional sobre la enfermedad

El programa Etxean Ondo, centrado en el cuidado de las personas y que da apoyo a los familiares, es un ejemplo que en opinión de Zabaleta, justifica y demuestra que es más eficiente esta manera de cuidar que cualquier otra alternativa. “Esto choca con cualquier política de recortar prestaciones o ayudas. Lo que hay que hacer es innovar, contribuir a que más personas puedan trabajar en los cuidados porque será una manera de contribuir también en los ingresos necesarios para hacer una política contraria a la de recortes”, opinó.

El cuidado de un enfermo a una familia le puede suponer un gasto de entre 20.000 y 30.000 euros anuales. Ante la política de recortes auspiciada desde el Gobierno central, los familiares, neurólogos, y colectivos sociales insisten en que los recursos económicos y humanos son insuficientes tanto en centros de día como residencias especializadas.

Jerónimo Sancho Rieger, presidente de la Sociedad Española de Neurología (SEN), es el primero en reconocer la “profunda desmoralización” en el sector sanitario por los recortes tanto en la atención al paciente como en los fondos de investigación. Sancho Rieger opina que se han hecho muchos avances en el conocimiento de la enfermedad pero aún falta trasladarlos a la clínica diaria.

Además, destaca los adelantos realizados en la prevención y el área terapéutica del alzhéimer. “Aún no tenemos un tratamiento preventivo claro pero si llegamos a diagnosticar la enfermedad antes de que se produzca la demencia muchas de las medidas que se han estudiado y han fracasado serían útiles”, indicó.

El neurólogo dice que está muy relacionada la prevención con los factores de riesgo vascular a pesar de que durante años no han ido tan unidos. “Ahora vemos que confluyen y que la prevención de la diabetes, de la hipertensión o la hipercolesterolemia pueden ser útiles para evitar el alzhéimer”, añade.

Fuente: El País.

VI Foro CIBERNED – La falta de resultados en el estudio de la proteína beta-amiloide abre nuevas vías en la investigación del Alzheimer

Estándar

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) –

   La ausencia de resultados concluyentes en diferentes ensayos clínicos basados en eliminar o reducir el acúmulo de proteína beta-amiloide ha abierto “nuevas líneas de investigación” en enfermedades como el Alzheimer, la EA, el Parkinson o el Huntington.

   De esta forma lo han explicado los expertos que han participado en el VI Foro del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas (CIBERNED), los cuales también debaten sobre si el Alzheimer es una diabetes tipo 3. Así, este organismo dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad a través del Instituto de Salud Carlos III, ha congregado en Madrid a algunos de los investigadores básicos y clínicos “más relevantes”, indican.

   En el mismo, los especialistas han analizado como, en la enfermedad de Alzheimer, las raras formas genéticas actúan elevando los niveles de beta-amiloide en el cerebro y el resto de células del organismo. Sin embargo, esta explicación sólo puede ser sostenida en menos del uno por ciento de los casos.

   En la actualidad, existe una variante muy rara en el gen de la proteína precursora de amiloide encontrada en población islandesa, la cual protege de padecer Alzheimer. Por ello, se concluye que si uno tiene menores niveles de amiloide a lo largo de la vida, “estaría protegido de padecer esta patología”.

   Por otra parte, los expertos de CIBERNED han puesto en marcha el proyecto ‘SIGNAL’, que está coordinado por el miembro del hospital de Sant Pau de Barcelona, el doctor Alberto Lleó, y que tiene el objetivo de “profundizar en el conocimiento de las fases iniciales de la enfermedad, analizando los cambios que se producen en el líquido cefalorraquídeo”, explican.

SE ESTÁ RELACIONANDO ESTA ENFERMEDAD CON LA DIABETES

   La idea del galeno es la de reclutar a 300 personas con síntomas leves o inexistentes de pérdida de memoria con la pretensión de estudiar en detalle los cambios que acontecen en el líquido cefalorraquídeo en esas fases tempranas. Para ello, y para “estudiar la relación de esas modificaciones”, los pacientes serán sometidos a resonancias magnéticas.

   Otras de las demostraciones que aspira a realizar el estudio es proporcionar nuevos marcadores que pueden servir “para realizar un diagnóstico precoz y el desarrollo de tratamientos que detengan esta enfermedad”, explican desde el Foro CIBERNED.

   En cuanto a la posibilidad de considerar a esta enfermedad como diabetes tipo 3, el investigador del Instituto Cajal de Madrid, el doctor Ignacio Torres, sostiene que “es pronto para dar una respuesta definitiva, aunque hace años algunos investigadores empezaron a profundizar en esta línea de investigación proponiendo que la resistencia cerebral a la insulina era consecuencia de una resistencia previa a una hormona de la misma familia, llamada factor de crecimiento tipo insulina”.

   Por último, desde CIBERNED se ha fallado el premio al Joven Investigador del Año sobre el miembro del grupo CIBERNED ubicado en el Departamento de Biología Celular, Inmunología y Neurociencias de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, el doctor Albert Giralt, que ha recibido 3.000 euros por su trabajo ‘El incremento de la señalización por PKA altera la memoria de reconocimiento y la memoria espacial: papel en la enfermedad de Huntington’.

Fuente: Europa Press.

“La abuela se pierde”: Entender el Alzheimer a través de un cuento

Estándar

Explicar el Alzheimer a los niños y hacer que entiendan esta enfermedad de forma amena es ya posible gracias al cuento “La abuela se pierde”, un libro interactivo en el que su protagonista aprende qué es la enfermedad.

Esta historia, dirigida a menores de entre 5 y 9 años, narra las vivencias de una abuela que padece Alzheimer y de cómo su familia hace lo posible para que se sienta mejor. A la pequeña de la familia, Sara, le cuesta comprender por qué su abuela no recuerda algunas cosas y su muñeca mágica Mina se encargará de ayudarle a entender la enfermedad de la abuela y cómo debe actuar.

De este modo se pretende mejorar la gestión de las emociones de los niños ante enfermos que pierden la memoria e incluso puede que dejen de conocerlos. Además, para implicarlos de forma más directa, incluye la posibilidad de incorporar a un personaje sorpresa con el rostro del lector.

Este cuento está escrito por Marga Martínez Garriga e ilustrado por Vanessa Linares y cuenta con efectos sonoros, animaciones, música, juegos,  lectura con y sin locución, e incluso un test de preguntas para valorar lo que los niños han aprendido. Además, permite conectarse con las redes sociales para compartir con otras personas los conocimientos adquiridos.

“La abuela se pierde” es el primer título de la serie de cuentos educativos “Sara, la pequeña hada”, que tienen como objetivo ayudar a los niños a entender distintos temas de actualidad de una manera sencilla y divertida.

La colección forma parte de Sanoen, una editorial digital puesta en marcha por una pareja de Barcelona que comercializa ebooks y aplicaciones sobre temas de actualidad explicados para niños.

El libro está disponible para iPad y para Kindle y tiene versiones en español, catalán, inglés, francés y alemán.

**** IMPORTANTE****

Puedes estar al tanto de todas las novedades de la editorial Sanoen a través de Facebook y su página web.

Fuente: cuidadoalzheimer.com

Conversamos con Pedro Simón, autor del libro “Memorias del Alzheimer”

Estándar

En Memorias del Alzheimer (La Esfera de los Libros) el periodista madrileño Pedro Simón nos invita a reflexionar sobre el Alzheimer a través de las historias de 12 enfermos y 5 cuidadores conocidos cuyas vidas están marcadas por esta enfermedad, que en España afecta a unas 800.000 personas e implica a un mayor número de familiares, amigos y cuidadores.

Maragall, Suárez o Mercero son algunos de esos ‘enfermos ilustres’ que han abierto su intimidad a Pedro Simón, dando como resultado un libro que habla sobre la enfermedad de la memoria en clave biográfica.

¿Qué te lleva a escribir un libro sobre el Alzheimer?
Quería indagar sobre el tema de la vejez, y hablar de la vejez en este país es hablar del Alzheimer porque hay 800.000 casos diagnosticados y se calcula que a mitad del siglo XXI habrá en torno a un millón y medio de casos en España.

Con esa necesidad de bucear en la vejez casi como punto de partida me marqué una frase de Eduardo Chillida, quien murió con Alzheimer hace ya 10 años, que decía: “el hombre siempre tiene que tener los niveles de dignidad por encima del nivel del miedo”. Esto aunque se cite muy fácilmente supongo que son palabras mayores cuando estás en la consulta del neurólogo y este dice “usted tiene Alzheimer”.

Quería indagar sobre el tema de la vejez, y hablar de la vejez en este país es hablar del Alzheimer

Me interesaba poner las manos en esos termómetros de la dignidad y del miedo y ver cuál subía más alto en el entorno íntimo de todos esos enfermos ilustres: los Mercero, los Maragall, los Chillida, los Solé Tura… De ese recorrido ha quedado una especie de biografía del dolor, del mapa de la desmemoria que es este libro, con mucho humor, con mucha crudeza, con mucho dolor, que habla de cómo es el Alzheimer y de cómo es la vida.

¿Cómo se consigue escribir sobre un tema tan sensible sin de caer en el morbo y la compasión?
Con el freno de mano siempre echado. En muchos casos testando lo escrito con los familiares de los enfermos y tirando mucho material a la basura. Ha habido muchas cuestiones que he omitido porque me parecían muy duras y que no aportaban nada.

He intentado afrontarlo con honestidad, con cierta intención literaria, con respeto, con mucho cariño y, por lo que me está viniendo de vuelta, las familias están contentas y creo que esa es la mejor prueba de que, al menos, el libro está hecho con franqueza.

¿De qué manera mostrar a personas conocidas que padecen esta enfermedad ayuda a los enfermos y cuidadores anónimos a normalizar su situación de cara a la sociedad?
Yo creo que es clave esta salida del “almario”, con alma, de los Chillida, de los Suárez… porque uno tiene que pensar que ese enfermo que tenemos en casa sentado en la butaca no es un ‘bicho raro’, ni es alguien que esté solo. Hay tres millones y medio de personas en España que están pasando por esto, incluyendo a los cuidadores.

Nuestro enfermo no es una persona indigna, es un ser humano que conserva su esencia hasta el final y hay que pensar que tu padre tiene la misma enfermedad que un tal Maragall, que un tal Mercero, que un tal Chillida, gente muy digna como lo es nuestro paciente.

De todas las historias que narras en tu libro, ¿destacarías alguna?
No puedo quedarme con ninguna. Me quedo con momentos, con fotografías que se van velando porque se van borrando.

Me quedo con el momento en que Chillida confunde a su enfermera con Dulcinea y la empieza a llamar como al personaje de El Quijote, o cuando después de llevar sin hablar varios días se arrancaba a recitar versos de San Juan de la Cruz.

Me quedo con el momento en el que Mercero le dice a unos amigos que se lo llevaban a distraerlo a un bar a hablar de literatura, de cine y de astronomía: “no sé quiénes sois, pero sé que os quiero”.

También recuerdo con cariño la vez en que Diana, la esposa de Maragall, le da una bolsa de hielos a este para que la ponga en el congelador y el bueno de Pascual, tratando de ayudar, la mete en el lavavajillas.

Me conmueve el momento en el que Solé Tura ya no se acuerda del nombre de su hijo Albert y desde ese día hasta el final le empieza a llamar ‘chaval’. El libro es un aguafuerte con muchos trazos de vivencias. Me quedo con todas esas cosas.

El libro es un aguafuerte con muchos trazos de vivencias

¿Cómo elegiste a las personas que aparecen en el libro?
Primero por su categoría e importancia en cada una de las ramas en las que son conocidas, además de contar con su consentimiento, evidentemente. Aquí están hablando los cuidadores, la mujer de Maragall, el hijo de Mercero, el hijo de Chillida, el hijo de Solé Tura, y era muy importante que ellos quisieran participar. Nunca escribiría la historia de alguien a espaldas de su gente. Para mí era importante que me abriesen la puerta y todos ellos me la han abierto.  No se ha hecho nada en el libro que la gente no haya querido.

En ‘Memorias del Alzheimer’ destacas la importancia de los cuidadores. ¿Qué precauciones deben tener para evitar caer enfermos?
Cuidarse, porque si no en vez de un enfermo va a haber dos. El 75 % de los cuidadores de enfermos Alzheimer tiene problemas de depresión, ansiedad, estrés.  Pienso que es crucial que el cuidador también se preocupe por sí mismo, que tenga momentos de descanso, que sepa delegar, pedir ayuda, que todos los días tenga un rato en que no esté con el enfermo… El buen cuidador es el que sabe no estar y el mal cuidador es el que está todo el día pegado al enfermo, porque eso repercute en que no esté a tope para cuidar a nadie.

¿Se puede prevenir el Alzheimer?
Se ha avanzado mucho en la detección temprana de la enfermedad y en todos los fármacos que ralentizan la aparición de esta demencia. Hay muchos ensayos clínicos, pero no hemos dado todavía con la tecla. Los que saben, que son los científicos, dicen que todavía va a llevar tiempo aunque se muestran optimistas.

¿Podrías indicarnos algunos consejos para convivir mejor con esta enfermedad?
Abrazar mucho al enfermo, no discutir con él, tratar de aplicar el sentido del humor cuando se pueda.  Como decía antes, es importante saber repartir las cargas en la familia y tomar descansos periódicos. Hay que evitar hablar delante de él como si no estuviera, quitarle importancia a los fallos, mantenerlo activo en la medida en que se pueda, no sobreprotegerlo… te podría decir muchas. Sobre todo, hacer caso, no solo con confianza sino con fe ciega, de lo que diga el neurólogo.

¿Qué te ha aportado escribir este libro?
Tener claras cuáles son las dos certezas de la vida que muchas veces olvidamos: vivir y morir.

¿Cómo te gustaría que influyese en los lectores?
Me gustaría que fuese útil porque si no lo es, no tiene ningún sentido. Mi intención es que el cuidador que está agobiado en su casa leyéndolo sienta un alivio o sonría, aunque sólo sea un segundo. Con eso estaría pagado. Con eso sería suficiente.

Fuente: cuidadoalzheimer.com

Alanna Shaikh: Cómo me estoy preparando para tener Alzheimer

Estándar

Cuando nos enfrentamos a un padre que sufre de Alzheimer, la mayoría respondemos con la negación (“A mí no me pasará”) o tomamos medidas preventivas extremas. Sin embargo, la experta en salud mundial y también TED Fellow, Alanna Shaikh, lo ve de una manera distinta. Está siguiendo tres pasos concretos para, en caso de que llegue, estar preparada para el Alzheimer.

Fuente: TED Ideas worth spreading

Un día para recordar (por @dianagonzalez)

Estándar

21 de septiembre de 2012

Un día para recordar

Todavía es 21 de septiembre. Día Mundial del Alzheimer. Un día para recordar, sí, pero sobre todo para que se recuerde durante todo el año.

El Alzheimer, o el retorno inverso a la vida, es una enfermedad que afecta en nuestro país a más de 3,5 millones de personas… algo así como a toda la ciudad de Madrid o llenar más de 35 veces el Camp Nou.

Probablemente, si no has tenido a nadie cerca que haya vivido la enfermedad no sepas qué es esto… y probablemente te interese poco… pero ¿y si te dijera que esos datos se duplicarán cada 20 años? Quizá tampoco te diga mucho… Solo piensa y lee esta carta desde lo más profundo, en la celda en la que me tiene recluida “el alemán” aprovechando un  momento de despiste suyo y lúcido mío”, desde una mamá hacia su hijo.

También, por qué no, puedes volver al cole de la mano… ¿de quién?

Sí, porque todos necesitamos una mano que nos sujete firmemente, aún cuando haya momentos en los que no sabemos exactamente qué necesitamos.

Y para ello es necesario caminar juntos. Para darnos la mano y mimarnos. Para recordar a quienes olvidan, y que no olviden los que recuerdan. Para que se apoye desde lo social a las familias. Para que se trabaje desde la atención médica. Para capacitar a profesionales y seguir investigando. Para proteger, también, jurídicamente a las personas con la enfermedad y sus familias.

Para todo ello estamos trabajando en La Memoria es el Camino: por una Política de Estado sobre Alzheimer. Y para ello… necesitamos tu ayuda. Te necesitamos para hacer llegar a nuestros dirigentes este documental que resume dicha necesidad. Cópialo, pégalo, córtalo, compártelo, difúndelo, tuitealo, facebokkealo, postealo, reenvíalo, preséntalo en un evento, utilízalo en tus presentaciones, pónselo a tus amigos, padres o vecinos, mándaselo a tu ayuntamiento, al de al lado, y al de enfrente. Muévete y muévelo.

Tu mano, es la mano que mueve el recuerdo, 3 minutos para no olvidar.

Post realizado por Diana González en su blog Idas y venidas

Post original

En la antesala del Alzheimer

Estándar

DÍA MUNDIAL

Los científicos buscan técnicas para poder detectar los cambios en el cerebro que se producen décadas antes de que aparezcan los primeros síntomas

El Alzheimer, más que una enfermedad, es un proceso. Un largo proceso en el que el cerebro comienza a estropearse muchos años antes de que el paciente muestre los primeros síntomas. Un proceso en el que, sólo el tiempo (o una autopsia cerebral) puede poner el nombre definitivo a esos olvidos. «Ni siquiera nosotros podemos diferenciar bien cuándo acaba el deterioro cognitivo leve y cuándo comienza el Alzheimer». Con estas palabras, David A. Pérez, director de la Fundación del Cerebro, expresa el escenario actual de una enfermedad que afecta a unos 500.000 españoles (o hasta 800.000, si se incluyen los no diagnosticados). En realidad, el deterioro cognitivo leve es un gran cajón de sastre que aglutina un sinfín de síntomas que, en algunos casos, corresponden al debut de la enfermedad de Alzheimer y, en otros, a escenarios bien distintos. Fernando tiene 85 años y hasta hace ocho o nueve aún trabajaba como abogado en su despacho madrileño. Hablando con él es difícil para un profano distinguir a primera vista su deterioro cognitivo leve, pero él mismo confiesa que «a veces mi mujer me dice, en tono de reproche: eso ya me lo has dicho varias veces». Habla como si fuese ayer de su barrio de Lavapiés y de que le gusta leer en francés la biografía de Napoleón; pero olvida los datos recientes,
como el nombre de la periodista que acaba de presentarse, y repite varias veces lo mismo durante la charla. En un 80% de casos como el suyo, ese deterioro progresa hacia un diagnóstico de Alzheimer en un plazo de cinco años. No es cuestión de días, ni de pruebas diagnósticas definitivas… sino de un proceso, de un conjunto de síntomas bien identificados por los especialistas. Junto a la pérdida de memoria suelen aparecer fallos de lenguaje y problemas para realizar tareas cotidianas. Que la enfermedad diagnosticada en casos como éstos sea realmente Alzheimer sólo puede decirloel tiempo («a veces no nos queda más remedio que esperar unos meses para ver la evolución», señala Pérez) o una autopsia del cerebro que permita apreciar los depósitos de proteínas tóxicas que se acumulan dentro y fuera de las neuronas. Algunas pruebas de imagen, como la resonancia magnética, pueden ayudar, aunque no son imprescindibles hoy en día. Sin embargo, los neurólogos no se conforman con eso y desde hace tiempo buscan marcadores que permitan averiguar lo que está ocurriendo dentro del cerebro sin necesidad de esperar a la autopsia ni de que el paciente llegue a demenciarse, «adelantándonos incluso al deterioro cognitivo leve», explica Gurutz Linazasoro, director médico del Centro de Investigación en Terapias Avanzadas (Cita Alzheimer). Este centro lleva a cabo un estudio con voluntarios sanos (con y sin antecedentes familiares) para identificar factores de riesgo de la enfermedad. «Sólo así podremos aplicar con éxito tratamientos preventivos», señala por su parte José LuisMolinuevo que dirige un ensayo similar en la Fundación PasqualMaragall (financiado por la Obra Social la Caixa). Porque la realidad, admiten, es que los tratamientos actuales tienen un discreto efecto (mayor cuanto antes se administran) a la hora de frenar la neurodegeneración.Mientras la farmacopea avanza, recuerdan, la estimulación precoz y el ejercicio físico son, por ahora, las mejores pastillas.

Fuente: El Mundo.