La susceptibilidad a padecer la Enfermedad de Alzheimer esporádica depende hasta en un 80% de factores genéticos

Estándar

En la ponencia del Dr. Ignacio Mateo del Servicio de Neurología del Hospital Universitario “Marqués de Valdecilla” en el VIII Simposio Internacional “Avances en la enfermedad de Alzheimer” explicó como en el año 1993 se describió el papel del alelo e4 en el gen de la ApoE como factor de riesgo genético para el alzhéimer y desde entonces han sido múltiples los estudios de asociación génica que han permitido el análisis de cientos de miles de polimorfismos en grandes poblaciones. Estos estudios han confirmado el efecto del alelo e4 del gen de la ApoE como principal factor de riesgo genético y han descubierto nuevas variantes y genes de riesgo implicados en las vías metabólicas relacionadas con b-amiloide, inflamación y metabolismo del colesterol.

Sin embargo, y al igual que ha sucedido en otras enfermedades complejas, las variantes génicas descubiertas en los estudios GWA no han explicado toda la heredabilidad estimada para esta enfermedad. Esto ha dado lugar al concepto de heredabilidad perdida u oculta y al planteamiento de nuevos métodos para completar el puzzle genético de las enfermedades complejas. El estudio de variantes poco frecuentes, variantes estructurales, las interacciones génicas y el análisis de resultados basados en vías metabólicas implicadas en la patogenia de la enfermedad se han postulado como nuevas estrategias para la búsqueda de variantes y genes de riesgo.

El alzhéimer es el máximo exponente de un grupo de enfermedades comúnmente denominadas Taupatías y que se caracterizan por el depósito aberrante de la proteína Tau anormalmente hiperfosforilada. El grado de fosforilación de Tau depende del equilibrio de acción entre diferentes enzimas kinasas y fosfatasas. El objetivo fundamental de este proyecto ha sido analizar la variabilidad génica de la vía metabólica de la fosforilación de Tau y su influencia sobre el riesgo de desarrollar alzhéimer en la población Española. Para ello se estudiaron 115 polimorfismos de 26 genes de kinasas y fosfatasas. La población de estudio ha estado formada por 720 pacientes con EA y 670 controles, y procede de las comunidades autónomas de Cantabria y Madrid (Hospital Universitario “Marqués de Valdecilla”, Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y Unidad Investigación del Proyecto Alzheimer-Fundación CIEN). Se describen brevemente los trabajos más relevantes publicados previamente relacionados con este proyecto y los resultados más significativos del estudio, entre los que destaca el análisis de un Genetic Risk Score para la vía de la fosforilación de Tau y su influencia en el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Fuente: Blog Fundación CIEN.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s