Tras los pasos de @gnagore – Día 4 – La gallina es polla.

Estándar

IMG_0917Lunes, comenzábamos la semana tranquilamente con un poco de ordenador, grupo de “La memoria es el camino” y alguna cosa más, previo paso por la casa para saludar a los héroes y tomarme un capuccino como dios manda, con ellos.

IMG_0911

El momento de la mañana llegó sobre las once que conectamos vía Skype con Carmen Peña. Carmen Peña es una de los miembros del grupo de “La memoria es el camino”. Fue emocionante conocernos por videoconferencia con ella, Rosangela y yo. Es una mujer entrañable y como tal desde el primer momento que le apareció nuestra imagen en la pantalla comenzó a reir sin parar. Llevaba unos auriculares con micrófono incorporado que recordaban a una teleoperadora aunque yo no hacía otra cosa que pedirle un “Whopper doble, con patatas y coca-cola” en plan pedido del Burguer por Auto, jajaj.

DSCN2793

Carmen y yo estábamos compinchados para darle una sorpresa a Rosangela. Entonces yo saqué un paquete que Carmen me había enviado a Madrid y que había llevado a Bérgamo para ella. Le entregué el paquete y Carmen empezó a contarle que le había mandado una postal de su querida A Coruña, un llavero de “La memoria es el camino” y un colgante con la Concha peregrina y un puño que aleja la envidia de los demás y trae suerte. La cara de estupefacción y sorpresa de Rosangela os la podéis imaginar, era grande. Ambas chicas se empezaron a emocionar y las lágrimas asomaban por las cuencas de los ojos, pero se contenían.

549736_534044829938935_1514957685_n

Fue una conexión divertida, emocionante, Lilly que es una de las cuidadoras etíopes apareció en el despacho y se asomo también a saludar. Carmen nos enseño a través de la webcam las montañas a través de la ventana, toda su casa, a su madre y hasta a la chica de ayuda domiciliaria que acude a ayudarla con su padre. Todo un Tour por “Casa Carmiña” que para mí fue un gran recuerdo.

IMG_0925 IMG_0922Después de tantas emociones Vincenzo, Bidú (el perro), Rosangela y yo nos fuimos a Cittá Alta a comprar unas porciones de pizza que comimos en una especie de prado que daba a la muralla y con vistas a toda la ciudad, desde arriba. Era una estampa idílica e incluso el sol nos brindó algo de su calor para hacernos más cómoda y llevadera la comida.

IMG_0120 IMG_0920

Por la tarde fue el momento de la polla, así es como se dice gallina en italiano. Cuando me dijeron que íbamos a cocinar entre todos una polla…tuve que explicarles la connotación vulgar que tenía la palabra en nuestro idioma castellano…

Todos juntos, los héroes, los cuidadores y yo  (con delantal incluido) nos pusimos a cocinar la gallina con una receta de Linda, una de las héroes. Primero fuimos cortando los ingredientes del caldo: un poco de perejil, unos ajos, unas zanahorias, etc.

Gino y los demás iban cortando la mortadela y trozeandola finita, para rellenar la gallina, junto con el picado de carne que habían preparado Dea y Mónica, las cuidadoras que esta tarde estaban con ellos. Todos iban colaborando en las medidas de sus posibilidades, por ejemplo “El mister” se encargaba de rallar el pan con una rallador, a mano. ¡y se le daba muy bien!

Podéis ver el video aquí.

Antes de rellenar la gallina, había que quemarle los pelos que le quedaban por la piel. Aquí fue el momento de la “Batgallina”, cogida por las alas como la tenía parecía un murciélago y las chicas “soplete” en mano iban reduciendo los pelos, lo que diríamos una depilación agresiva y sin contemplaciones.

Una vez depilada (sólo le faltaba ponerse el bikini) pasamos al proceso de relleno y posterior cosido para que éste no se saliese. Con precisión de cirujano no dieron puntada sin hilo y finalmente fue de cabeza a la cazuela. ¡a hervir!

Por mi parte improvisé una salsa que en palabras de todos que la probaron y les agradezco, estaba buenísima: tomate, dos manzanas, un trozo de zanahoria, una pizca de aceite, una cucharada de sal y tres pastillas de stevia, que es una planta que sirve como si utilizases azúcar y que es apta para diabéticos (estas pastillas son bastante caras, pero permiten hacer dulces con una sabor como si tuviesen azúcar y que así pueden disfrutar los enfermos. Para la gente del centro, no les importa que sean caras, son mejores para los enfermos y por eso las compran aunque sea más cara que realizar comidas sin azúcar)

IMG_0912

La tarde se nos pasó enseguida con la actividad de cocina, muchas risas y muy buen ambiente entre los enfermos, los cuidadores y un servidor.

Alejandro G. Paniagua

Mariposas del Alma.

Anuncios

»

  1. gracias Alejandro por tú buen hacer ¡¡ me gusto mucho y mas que tú estuvieras ali para contarlo de primera mano ..y si como te dije …para mi fue muy emocionante el hablar con vosotros por Skipe.. se ve que son personas maravillosas y para mi en especial Rosangela ..a la que le tengo mucho cariño ..y de nuevo gracias por hacerme sentir participe de Tu maravilloso viaje lleno de emociones …biquiños amigo ¡¡

  2. Pingback: Tras los pasos de @gnagore Día 4: La gallina es polla. | La memoria es el camino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s