Archivos Mensuales: febrero 2013

Por papá: Los cuidadores (de enfermos de #alzheimer)

Estándar
Foto: Rebecca Ley, The Guardian

Foto: Rebecca Ley, The Guardian

Rebecca Ley, The Guardian

Es difícil cuidar de alguien con demencia en estado avanzado. Son imprevisibles, a veces se ponen agresivos y necesitan ayuda para vestirse, comer o ir al baño. Su encanto a menudo ha desaparecido, excepto en sus esporádicos momentos de lucidez, y son un constante recordatorio de la etapa final de la vida. Para muchos de nosotros, el trabajo nos ayuda a no pensar en la fragilidad humana. Para los cuidadores de estas personas, es algo a lo que deben enfrentarse constantemente.

Es por ello que se requiere un tipo especial de persona para hacer un buen trabajo, generalmente remunerado con el salario mínimo, en estas circunstancias tan difíciles y deprimentes.

Desde que Papá enfermó, una de las cosas más importantes que he aprendido es a darme cuenta de cuántas de estas personas están ahí fuera. Lejos de la vida urbana a la que estoy acostumbrada – con gente preocupada por el precio de la vivienda, los bolsos y las primas – existe otro mundo donde, en silencio, otros hacen algo mucho más significativo. Realmente es bastante avergonzante.

Por supuesto, para algunos cuidadores esto es sólo un trabajo – uno de los más fáciles de conseguir en una zona rural pobre cuando se tiene poca cualificación. Pero para un número alentador de ellos, dedicarse al cuidado de las personas es vocacional; lo hacen tan bien, y procuran para sus pacientes tal dignidad que es verdaderamente inspirador verlos.

Mientras que, en los últimos dos años, a menudo he estado distraída, centrada solo en la última crisis de Papá, lo cierto es que he podido encontrar consuelo en las cualidades que ofrecen estos cuidadores natos. La primera y más importante, es su amabilidad. Parece algo obvio, pero algunas personas realmente tienen un encanto especial. Te calman y calman a tu pobre familiar enfermo de demencia. Al final, todo el mundo se siente aliviado de poder tomarse un respiro.

De entre todas las virtudes, el entusiasmo queda en un segundo plano. La vida en una residencia para la demencia no es muy excitante, eso es seguro, así que la capacidad para enfrentarse a  esos largos y tediosos días con una sonrisa, es admirable. Nunca olvidaré la tarde en que fui a visitar a Papá y  una de sus cuidadoras puso en la tele del salón principal Resacón en las Vegas para que la viéramos todos juntos.

La sola imagen de un cuarto lleno de pacientes de demencia decaídos, viendo una película en la que se narran las desventuras que una serie de borrachos viven en Las Vegas era, cuanto menos, incongruente. Seguramente ninguno de ellos entendía absolutamente nada lo que estaba pasando, sin embargo ella se sentó con nosotros y comenzó a partirse de risa, llenando así la habitación de vida.

Otra de las cosas que he constatado es que los cuidadores realmente buenos hacen que todo parezca normal. Ante una situación de declive terminal, la tarea de hacer cada día felizmente no reseñable es un regalo.

El miedo consigue eclipsar la alegría de los pequeños placeres de la vida: una taza de té, un trozo de pastel, las buenas canciones de la radio, un cotilleo jugoso… Y algunos cuidadores están realmente capacitados para alejarlo. También es importante la compostura. Cuando alguien esta perdiendo, lenta pero inexorablemente, el control de su vejiga y esfínteres, con los consiguientes accidentes y la vergüenza que esto conlleva, una cierta sangre fría nunca viene mal.

También he podido comprobar que los mejores cuidadores de Papá demuestran una gran flexibilidad. Son capaces de recoger todas las palabras y frases inconexas que les dicen, para después transformarlas en una especie de conversación. Se complacen con sus elogios y se muestran realmente interesados en sus extrañas afirmaciones.

Además son táctiles. No rehúyen sus abrazos ni se acobardan cuando les quiere acariciar la cara. No le niegan esa necesidad humana fundamental de tocar a otra persona, y haciendo esto le dignifican.

Es precisamente ese hilo de humanidad lo que un cuidador especializado ayuda a conservar. Los enfermos de demencia son al fin y al cabo personas, como usted o como yo. Lo que les ocurre a ellos nos podría suceder a cualquiera de nosotros, y si nos llegara a pasar, seguro que nos gustaría que alguien nos cogiera la mano.

Puedes ver toda la serie a través del siguiente enlace: https://www.facebook.com/cvirtual.org/app_208417429172371

Fuente: cvirtual.org

Anuncios

Fundación Pasqual Maragall vende arte en internet para financiar proyectos

Estándar
Foto: Web Fundación Pasqual Maragall

Foto: Web Fundación Pasqual Maragall

La Fundación Pasqual Maragall venderá por internet obras de destacados artistas, como Xavier Mariscal o Frederic Amat, que han donado las piezas de forma desinteresada con el objetivo de recaudar fondos para financiar los proyectos científicos y de investigación de la enfermedad de Alzheimer.

Entre las obras que se pueden adquirir a través de la página web de la fundación hay obras también de Sergi Aguilar, Jordi Aligué, Lluís Blanc, Gustau Carbó, Joaquim Chancho, Antoni Clavé, Xavier Corberó, Manel Esclusa, Evru, Pep Fajardo, Nicole Gagnum, Montse Gomis, Nobuko Kihira, Antoni Llena, Robert Llimós, Jordi Maragall, Igor Mitoraj o Josep Niebla.

También incluye obras de Perico Pastor, Carlos Pazos, Pladevall, Humberto Rivas, Gerard Rosés, Regina Saura, Soledad Sevilla, Susana Solano, Montserrat Torres, Patricio Vélez y Mateo Vilagrasa, e igualmente se podrán encontrar litografías y serigrafías de artistas como Albert Ràfols Casamada o Ramón Bigas.

Los precios de estas piezas oscilan entre los 120 y los 10.000 euros, y la web ofrece la posibilidad de enviar obras piezas a modo de regalo desde la misma página de la fundación.

La iniciativa toma el relevo de la exposición benéfica “Arte a Conciencia”, que la fundación organizó en 2010.

La Fundación Pasqual Maragall es una entidad creada en 2008 para promover la investigación científica en el ámbito del Alzheimer y la neurodegeneración, fomentar la implicación del sector privado en la financiación de proyectos científicos e impulsar acciones de sensibilización y concienciación sobre los problemas cognitivos del envejecimiento.

Fuente: Agencia EFE

Se buscan #mayores para entender el #alzheimer

Estándar

El centro BCBL necesita personas de más de 65 años para un estudio sobre enfermedades neurodegenerativas

Imagen: BCBL

Imagen: BCBL

Dos horas al día durante dos tardes haciendo pruebas delante de un ordenador parece un ejercicio poco fructífero, pero si lo hacen decenas de personas los frutos pueden ser muchos porque de los resultados que se obtengan quizá sea posible avanzar en la comprensión de las enfermedades neurodegenerativas. Este es al menos el objetivo del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL) de San Sebastián, que ha hecho un llamamiento con el que pretende reclutar a voluntarios mayores de 65 años, tanto bilingües como monolingües, para investigar si conocer dos idiomas -en nuestro caso euskera y castellano- protege contra enfermedades como el Alzheimer.
Para llegar a alguna conclusión el centro necesita que participen alrededor de ochenta voluntarios sin problemas neurológicos, pero espera que haya más personas interesadas, que entrarán a formar parte de un banco de datos al que se podrá recurrir en futuros estudios. «Serán tareas muy sencillas, como leer textos, responder a ciertas preguntas en el ordenador y hacerse un escáner cerebral», explica el investigador del BCBL Jon Andoni Duñabeitia. «A cambio -añade- se les gratificará con un bono en un centro de talasoterapia»
Desde su fundación, hace cuatro años, el BCBL ha desarrollado una gran cantidad de investigaciones sobre las funciones cerebrales, bilingüismo y afecciones neurológicas de niños y adultos. Con las pruebas que pretende realizar gracias a los mayores de 65 años, el centro trata de confirmar las conclusiones de recientes estudios que sostienen que los cerebros bilingües tienen una mayor resistencia ante las enfermedades neurodegenerativas que los monolingües.
Hasta ahora -afirma Jon Andoni Duñabeitia- parece que los multilingües pueden focalizar la atención en un estímulo e ignorar la información que no sea relevante, se despistan menos por las cosas poco importantes de su entorno, lo que demuestra que hablar varios idiomas tiene un impacto positivo en capacidades no lingüísticas.
Una pequeña coraza
Si se demostraran empíricamente los beneficios del bilingüismo se podría avanzar hacia la respuesta a preguntas aún no contestadas como si comenzar a estudiar un idioma a partir de los 65 años es una forma de prevenir enfermedades neurodegenerativas. Por el momento lo que ya parece claro es que las nuevas generaciones que dominan el castellano y el euskera tardan algo más en desarrollar este tipo de afecciones. “No es un escudo pero sí una pequeña coraza que suaviza los golpes”, afirma Duñabeitia.
Dos de los voluntarios son Ane Guisasola y su compañero Daniel Alkorta, ambos de 69 años, que decidieron participar en el estudio cuando un amigo les informó de su existencia. “Es una forma de sentirnos útiles y de trabajar para nuestros nietos, para que cuando ellos sean mayores haya una cura para el alzhéimer”, explican. “Queremos convencer a la gente para que se anime a participar, que vayan con tranquilidad”, insiste Ane.
Para ser voluntario se puede llamar por teléfono al BCBL (943 309300), enviar nombre y número de contacto al correo electrónico participa@bcbl.eu, entrar en la web del centro o inscribirse a través de Facebook o Twitter.

Fuente: diariovasco.com

Mato pide “sumar esfuerzos” para mejorar la vida del paciente de #alzheimer

Estándar
Foto: Europa Press

Foto: Europa Press

ALICANTE, 23 Ene

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha subrayado este miércoles la “necesidad” de “sumar todos los esfuerzos posibles”, tanto de profesionales sanitarios, de la comunidad científica como de las administraciones para conseguir “avanzar y ofrecer mejoras en el tratamiento” del alzheimer “y en la calidad de vida para los pacientes y sus familias”.

   Mato se ha expresado en estos términos durante el acto de inauguración del nuevo centro de la Asociación de Familiares de Alzheimer de Elche (AFAE), en Alicante, donde ha estado acompañada, entre otros, por el presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, y por la alcaldesa de la localidad alicantina, Mercedes Alonso.

   Cerca de unas 50 personas de colectivos sanitarios se han concentrado frente al recinto para protestar por los recortes en el sector y para defender los servicios públicos. Los participantes han hecho sonar silbatos y han lanzado gritos como “todos queremos sobres”, “vienen a lucir el palmito”, “se cargan la Ley de Dependencia” o “vienen a hacer el paripé”. Además, han mostrado pancartas en las que se podía leer ‘Sanidad, para el PP un negocio, para nosotros un derecho’; ‘Yo, contra los recortes, MA-TO’, o ‘Entre todos la votaron y ella sola nos mató’.

   Tras visitar el centro, la ministra ha tomado la palabra, y ha expuesto que en España son entre 500.000 y 1,3 millones las personas que padecen alzheimer, una enfermedad degenerativa de la que ha señalado que ha sido denominada la “epidemia del siglo XXI”.

   Al respecto, ha agregado que “no son los enfermos los únicos afectados”, pues esta patología “extiende su daño no sólo a quien lo padece, sino también a quienes le rodean”, los cuales, tal y como ha indicado, “se ven afectados en aspectos como lo afectivo, lo emocional y lo económico”.

   En este sentido, la ministra ha resaltado que “pese a las dificultades, tenemos un compromiso con las familias”, de las que ha enfatizado que son “el mejor apoyo posible”.

   En la misma línea, ha abogado por “sumar todos los esfuerzos posibles”, tanto de profesionales sanitarios, de los servicios sociales, de la comunidad científica y de las administraciones, ya que, a su juicio, “sólo de ese modo conseguiremos avanzar y ofrecer mejoras en el tratamiento y en la calidad de vida para los pacientes y sus familias”.

   Durante su intervención, ha manifestado que se está trabajando junto a las comunidades autónomas para “lograr” un Espacio Único Sociosanitario, y ha añadido que “no es comprensible que servicios importantes para la salud y el bienestar de las personas”, como los sanitarios y los sociales, “apenas tengan comunicación entre sí”.

   Al respecto, ha afirmado que este espacio “permitirá aprovechar la experiencia y la capacidad” de los trabajadores del sector para “que comiencen a caminar unidos y en la misma dirección.

CENTRO DE AFAE

   En cuanto al centro de AFAE, ha indicado que “cuando los recursos son invertidos adecuadamente, se pueden lograr importantes resultados en beneficio de la sociedad, especialmente de quienes más lo necesitan”. El recinto dispone de una capacidad para entre 80 y 100 usuarios, tiene una superficie de 1.430 metros cuadrados distribuidos en despachos, zonas de administración, consultas médicas, aulas, aseos, un gimnasio y comedor.

   En intervención, el presidente de la Generalitat ha recalcado que la inauguración del centro representa “el final de un trayecto muy complicado”, en el que se han superado “retos”, y que ha supuesto “esfuerzo y constancia”. Además, ha incidido en que este tipo de actuaciones se enmarcan en un “camino conjunto”.

   “A pesar de las dificultades económicas, somos conscientes de que la carrera es conjunta”, ha destacado, al tiempo que ha explicado que en la Comunitat Valenciana actualmente existen cerca de 50.000 enfermos de alzheimer diagnosticados.

    “La Generalitat es consciente de la importancia que supone la ayuda a aquellas personas que padecen la enfermedad y sus familiares para mejorar el estado de bienestar del que disfrutamos los valencianos”, ha añadido.

SENSIBILIDAD ANTE EL ALZHEIMER

    El jefe del Consell también ha hecho hincapié en que la “prevención” hacia esta patología es “básica”, por lo que ha hecho un llamamiento para concienciar de los recursos “que precisa y para saber qué personas y colectivos están dispuestos a ayudar a conseguir las mejores condiciones”. “Seguiremos a vuestro lado, ofreciendo recursos y tendiendo la mano para aumentar vuestra calidad de vida”, ha asegurado.

   “Vosotros nos mostráis la crudeza de una enfermedad que afecta a vuestros familiares más directos, y nosotros debemos tener la sensibilidad necesaria para no sólo entenderla, sino para poner a vuestra disposición los instrumentos e infraestructuras para que vuestros familiares estén en las mejores condiciones posibles”, ha subrayado.

   Igualmente, ha explicado que el 40 por ciento de las plazas públicas en residencias de la tercera edad y de los puestos en centros de día de titularidad pública están ocupadas por enfermos de Alzheimer.

Fuente: Europa Press

La #música es la unión de #emoción y #cognición para el #cerebro

Estándar
Foto: Blog Fundación CIEN

Foto: Blog Fundación CIEN

Pilar Lago, profesora de Ciencias de la Educación de la Universidad a Distancia, Uned realizó este programa de radio sobre música y cerebro: neurociencia, junto a Alberto Rábano, director del Banco de Cerebros BT-CIEN y Carmen Antúnez, Directora de la Unidad de Demencia del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca y del Banco de tejidos de Murcia.

Alberto Rábano nos cuenta que hoy sabemos gracias a la neurociencia que la música está muy dentro de nuestro cerebro y nuestro cuerpo, es algo que el cuerpo nos pide, porque lo necesita.

Carmen Antúnez confirma que la música es una capacidad natural que viene en nuestro código genético. Es nuestra manera de expresar que somos parte del ritmo de la naturaleza. La música produce unas emociones tan fuertes que es hace su estudio muy interesante para la neurociencia.

Alberto Rábano añade que ya se conoce bastante sobre el lenguaje y el cerebro, pero la música va todavía más allá, porque es más primitiva y está en el nacimiento del lenguaje. Los nuevos recursos están revolucionando los estudios y abriéndonos las puertas del cerebro tanto a nivel técnico con electroencefalografía, magnetoencefalografía, la resonancia magnética… y los planteamientos experimentales.

El cerebro atiende a músicas agradables y desagradables, las agradables que desencadenan reacciones químicas entre las que hay una descarga de dopamina, una sustancia que inunda el lóbulo frontal y produce placer. En la música hay dimensiones culturales, emocionales y cognitivas, la música nos hace identificarnos, recordar y hacernos preguntas.

Los griegos atribuían a la música un alto valor educativo, los niños que estudian música tienen refuerzos en todas las áreas cognitivas del cerebro, en el tronco, los lóbulos temporales y los frontales. La unión de emoción y cognición para el cerebro es la música.

Puedes escucharlo aquí http://www.ivoox.com/musica-cerebro-neurociencia_md_1746421_1.mp3″

Fuente: Blog Fundación CIEN

Brain Dynamics ultima la web de juegos personalizados que ayudarán a rehabilitar la memoria

Estándar
Imagen: Brain Dynamics

Imagen: Brain Dynamics

La empresa malagueña Brain Dynamics está ultimando una plataforma web que integra juegos “inteligentes” –Smart Games– dirigidos tanto a rehabilitar funciones cognitivas en pacientes con dolencias neurológicas o psiquiátricas como el Alzheimer, como usuarios que deseen estimular capacidades como la memoria, la atención o el lenguaje.

En concreto, la novedad del sistema radica en el carácter ‘inteligente’ de la galería de juegos, lo que “implica que adivina los comportamientos del usuario y va modificando el itinerario –la serie de acciones distintas– que debe completar”, que se denomina retroalimentación no predictiva.

El responsable del proyecto Antonio García, de la empresa Brain Dynamics, ha explicado que “incorporan un sistema que detecta si te has aprendido un juego, por repetirlo muchas veces. Si respondes demasiado rápido, automáticamente cambia el juego por otro similar”.

La aplicación, que se encuentra ya en la fase de validación con usuarios reales, está destinada al público general y a pacientes con dolencias neurológicas y psiquiátricas.

Así, “en estos casos, la idea es ayudarles a rehabilitar sus funciones cognitivas dañadas a través de una serie de ejercicios personalizados, ordenados en un itinerario de rehabilitación que los médicos podrán adaptar a cada paciente”, ha destacado.

Por otro lado, ha precisado a través de un comunicado que el seguimiento del especialista es otra de las ventajas de la plataforma. Los juegos pueden ejecutarse desde cualquier lugar, lo que evita desplazamientos innecesarios, pero la comunicación entre los pacientes y especialistas es continua, con lo que están tutorizados en todo momento.

En este sentido, ha explicado que los facultativos “tienen acceso a la actividad del paciente, ya que los datos quedan registrados y pueden comprobar su evolución, si han interrumpido su juego y a qué se deben esas interrupciones”.

Así, de esta comunicación continua, la plataforma establece redes no sólo entre especialistas y pacientes, sino también entre los distintos profesionales implicados.

Ha señalado que los expertos crean sus propios itinerarios eligiendo los juegos más apropiados de una galería con multitud de opciones, acorde a las funciones que quiera reforzar en su paciente y “también puede donar ese itinerario que funciona en sus pacientes a otro especialista, así se establecen lazos entre expertos que intercambian sus experiencias”.

De igual modo, ha destacado que otra de las ventajas de la plataforma es su adaptación a consolas comerciales que incorporan el ejercicio físico en los juegos, para aquellos usuarios más reacios a ejecutarlos desde el ordenador.

PATOLOGÍAS CONCRETAS

En relación con las patologías más concretas, como los trastornos de déficit de atención o hiperactividad, la plataforma utiliza interfaces cerebro-ordenador. “Estos detectan cuándo el usuario está atento mientras juega. El juego continúa o se detiene en función de si está concentrado o no”.

Al respecto, también ha subrayado las ventajas de esta plataforma frente a otros juegos que se comercializan actualmente: “son inteligentes, pueden ejecutarse desde cualquier sitio y están asistidos por especialistas. Además cuentan con todo el rigor científico de un equipo multidisciplinar conformado por informáticos, diseñadores, neurólogos, psiquiatras, terapeutas y las recomendaciones de los propios usuarios”.

Por otro lado, ha recordado que la plataforma es fruto del proyecto Aplicación de las Tecnologías en la Rehabilitación Neuropsicológica: Elena, desarrollado por un consorcio nacional liderado por la empresa malagueña y que finaliza este año. Actualmente, los juegos están en fase de validación en asociaciones de familiares de pacientes con Alzheimer e ictus.

Brain Dynamics es una ‘spin off’ de la Universidad de Málaga (UMA) situada en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y perteneciente a Andalucía BioRegión. Su actividad principal se centra en la creación, mantenimiento y explotación de NeuroSeek, un sistema para la gestión del conocimiento del cerebro humano tanto normal como patológico.

Enlace | Brain Dynamics ELENA (ELEctronic cogNitive stimulAtion)

Fuente: alzheimeruniversal.eu

Reserva cognitiva y patología cerebral

Estándar
Foto: Blog psy'n'thesis

Foto: Blog psy’n’thesis

Personas diferentes pueden presentar manifestaciones clínicas distintas tras sufrir un mismo tipo de daño o patología cerebral. Las consecuencias en el nivel de funcionamiento cognitivo que experimentan  los pacientes que sufren algún tipo de demencia, Alzheimer, daño cerebral traumático, o incluso problemas cognitivos derivados de algún trastorno mental, pueden ser muy distintas aun en casos muy similares, e incluso su capacidad de recuperación tras este evento es en muchos casos desigual. ¿A qué se debe este hecho? En uno de los artículos más leídos de la revista Neuropsychologia, Yaakov Stern (2009) analiza en profundidad el concepto de “reserva cognitiva”, que podría dar cuenta de estas diferencias; y proporciona además evidencias que apuntan a que el cerebro emplea procesos cognitivos pre-existentes para afrontar el daño que ha sufrido.

Según Stern (2009) la investigación neurosicológica ha postulado dos tipos de “reserva” para explicar el diferente funcionamiento y recuperación de pacientes con alguna patología o daño cerebral. Una sería la “reserva cerebral” o “reserva pasiva”, que tendría un carácter fundamentalmente cuantitativo. Es decir, que aquellos con un cerebro más grande, con más neuronas o más sinapsis –algo en lo que también influirían las experiencias vitales- serían más resistentes al daño… simplemente porque comparativamente contarían con una mayor porción de su cerebro aún funcionando adecuadamente tras el problema, patología o lesión cerebral. Este primer modelo sobre el tipo de reserva asume que, pasado un umbral,  el daño cerebral tiene las mismas consecuencias para todos. La diferencia está en que en que anatómicamente dicho umbral es más o menos fácil de ser traspasado según la persona.

El segundo tipo de reserva –a la que Stern (2009) dedica su artículo- es la “reserva cognitiva”. A diferencia del modelo anterior, el concepto de “reserva cognitiva” apunta a que las diferencias entre individuos en lo que respecta a las consecuencias del daño cerebral tienen que ver con diferencias en los procesos o redes neuronales que subyacen en la ejecución de tareas cognitivas o funcionales. Es decir, que el diferente resultado del daño cerebral no se debería -al menos no en exclusiva- a cómo el cerebro “es”, sino a cómo funciona antes del evento. Según señala Stern, no obstante, los dos tipos de reserva -cerebral y cognitiva- no son incompatibles, y de hecho parecen relacionadas. Según el modelo de “reserva cognitiva” el cerebro activamente intentaría afrontar el daño producido empleando procesos cognitivos pre-existentes o poniendo en marcha procesos compensatorios. En este sentido, si tuviéramos dos pacientes con igual “reserva cerebral”, aquel con una mayor “reserva cognitiva” toleraría una mayor lesión cerebral antes de que la disfunción se hiciera aparente. Stern propone un interesante modelo sobre la “reserva cognitiva”, que se recoge en la figura adjunta.

Gráfico: Blog psy'n'thesis

Gráfico: Blog psy’n’thesis

Así las cosas, parece claro que tener una buena “reserva” es algo muy deseable. Pero, ¿cómo se consigue esto? Aún no se han inventado los implantes de “disco duro” –lo que vendría a ser el equivalente a una reserva cerebral-, ni tampoco los “sistemas operativos” para optimizar el funcionamiento cerebral humano –la reserva cognitiva artificial-, por lo que la respuesta es algo tradicional… entrenando nuestras funciones cognitivas. Basándose en datos de investigaciones epidemiológicas, Stern (2009) señala que aspectos como el mayor cociente intelectual, nivel educativo y cultural, el desempeño profesional o incluso el nivel socio-económico estarían relacionados con el menor riesgo de desarrollar alguna demencia y con un declinar más lento de algunas funciones cognitivas durante el envejecimiento. Pero aún más, se ha encontrado que entre aquellas personas que participan en actividades de ocio de tipo intelectual o social el riesgo de desarrollar una demencia llegaba a ser un 38% menor. Es decir, que una vida intelectual y socialmente activa funcionaría como un factor protector frente al deterioro cognitivo.

El modelo de Stern (2009) también sirve para explicar otro hecho –aparentemente paradójico- que parece derivarse de investigaciones previas: en aquellos con una mayor “reserva cognitiva”, muchas veces el declive es mayor y más rápido una vez que la patología cerebral se vuelve manifiesta. En realidad, esto que puede parecer contra-intuitivo, se explica fácilmente si contemplamos la gráfica anterior. Por ejemplo, la memoria de una persona con Alzheimer que tiene una alta reserva cognitiva no dará signos de deterioro hasta que la enfermedad esté más avanzada, ocurriendo el punto de inflexión más tarde, o lo que es igual, cuando existe más patología acumulada. También, sugiere Stern, es posible que llegado cierto punto en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, ésta conlleve un desenlace inevitable independientemente del nivel de “reserva cognitiva”. En cualquier caso, en aquellos con mayor reserva, el punto de inflexión se encontraría más cerca del punto en que se produce la pérdida completa de funcionamiento cognitivo.

En suma, el modelo de la “reserva cognitiva” puede ser una aproximación fructífera para explicar las diferencias individuales en el desarrollo y consecuencias de la patología y el daño cerebral. Nos ofrece además una interesante vía para la prevención, o al menos para el retardamiento del declive cognitivo, como es el uso y entrenamiento de las funciones cognitivas. Y nos ayuda a entender mejor la evolución de enfermedades como el Alzheimer una vez que sus síntomas se hacen manifiestos. No obstante, como el propio Stern (2009) señala, aún quedan muchas cuestiones por resolver. Entre ellas, quizá la más inmediata sea la de conocer mejor el sustrato neurobiológico de la “reserva cognitiva” y determinar si se puede hablar de una reserva generalizada o ésta es más bien específica para cada tipo de tarea.

Puedes leer el texto completo del artículo de Stern (2009) aquí.

Referencia del artículo:
Stern, Y. (2009). Cognitive reserve☆ Neuropsychologia, 47 (10), 2015-2028 DOI: 10.1016/j.neuropsychologia.2009.03.004

Fuente: Blog psy’n’thesis

‘El zorro que perdió la #memoria’, un #cuento que explica a los #niños la #Enfermedad de #Alzheimer

Estándar

zorro-memoria

Hace algún tiempo, mi compañera Carmen os habló de ‘La abuela se pierde’, un relato interactivo que habían ideado en una editorial española para tratar de explicar a los más pequeños en qué consiste la enfermedad de Alzheimer.

Hoy volvemos a los temas literarios para hablaros de un cuento alemán, que ahora publica en España la editorial Lóguez, y que cuenta la historia de un zorro que poco a poco va perdiendo la memoria hasta olvidarse incluso de quién es.

‘El zorro que perdió la memoria’ es un relato que trata con sensibilidad y delicadeza la enfermedad, y que, sin nombrarla, explica sus síntomas, sus efectos y las consecuencias que puede tener en un entorno familiar para ayudar a que los más pequeños puedan entender de qué se trata.

El autor, Martin Baltscheit, utiliza la vida de un zorro veterano que narra sus experiencias a otros animales más jóvenes pero que va sufriendo deterioro cognitivo, para tratar, sin dramatismos, situaciones cotidianas que se pueden vivir en un hogar en el que haya una persona con una enfermedad neurodegenerativa y que en muchas ocasiones son muy difíciles de explicar a los niños.

Este cuento recibió en el año 2011 el ‘Premio Alemán al libro infantil y juvenil’ y el jurado destacó, además de su vertiente pedagógica y “unas frases compuestas muy perfectamente”, la calidad y profundidad de sus ilustraciones; que muestran la confusión del animal ante los vacíos bancos de la iglesia el miércoles, así como una cierta satisfacción y ensimismamiento cuando el zorro considera a su imagen en el río un interesante interlocutor.

Gracias a relatos como éste, los más pequeños pueden comprender el proceso del alzhéimer y aprender a convivir en un entorno donde la enfermedad está presente.

Fuente: cuidadoalzheimer.com

#Terapia #gratis para #cuidadores de #enfermos de #Alzheimer en #Asturias

Estándar
1Terapias gratis para cuidadores de enfermos de alzheimer. En toda Asturias y casi todo el año. Tras la experiencia piloto del año pasado, la Fundación Alzheimer Asturias ha apostado por incrementar este novedoso servicio. Así, ya no serán sólo Gijón, Oviedo y Avilés los escenarios de las actividades, sino que éstas llegarán a Laviana, Siero y Mieres.
La terapia será ofrecida durante dos horas por psicólogos, con mensajes clave para los cuidadores que, según todos los informes, acaban enfermando por la total dedicación al paciente que exige esta patología.
La Fundación Alzheimer Asturias ha programado un calendario rotarorio, que comenzó en Gijón el pasado lunes. Las terapias seguirán los días 13, 18 y 25 de febrero, así como el 4, 11, 18 y 25 de marzo. Siempre a las 17.30 horas y en el salón de actos del Colegio Oficial de Médicos.
Oviedo retomará el relevo de los psicólogos, con terapias los días 8, 15, 22 y 29 de marzo, así como 6, 13, 20 y 27 de mayo. Siempre a las 17.30 horas y, también, en el Colegio de Médicos.
Mismo escenario en Avilés, en unas terapias que comenzarán a las 16.30 y que tendrán lugar todos los lunes de junio y julio.
Tras el paréntesis de agosto, las terapias volverán en septiembre. Todos los lunes habrá terapia en Laviana, a las 17.30, en el Cidan. En octubre le toca el turno a Siero, también todos los lunes, a las 17.30 horas, en el Hogar de Pensionistas ‘El Carmín’, de la Pola, mientras que Mieres cerrará el calendario. Acogerá terapias todos los lunes de noviembre, a las 17.30 horas, en la Casa de Cultura.
Fuente: elcomercio.es

El 75% de los pacientes con demencia consume psicofármacos

Estándar

El 75,3% de los pacientes con demencia que están diagnosticados consume psicofármacos, un tratamiento que de media incluye dos medicamentos al año con un coste aproximado de 133 euros por persona, según consta en un estudio realizado sobre más de 3.200 enfermos inscritos en el Registro de Demencias de Girona.

Foto: Europa Press

Foto: Europa Press

El 75,3% de los pacientes con demencia que están diagnosticados consume psicofármacos, un tratamiento que de media incluye dos medicamentos al año con un coste aproximado de 133 euros por persona, según consta en un estudio realizado sobre más de 3.200 enfermos inscritos en el Registro de Demencias de Girona.

Los datos reflejan además que el coste económico total en esta provincia para tratar a estos pacientes supera los 86.000 euros, y que los fármacos más utilizados son los ansiolíticos (44,2% de los pacientes), los antipsicóticos (29,7%) y los antidepresivos (56,2%).

El estudio detalla asociaciones también entre el tipo de psicofármacos utilizados y la clase de demencia, y apunta además que el dolor en pacientes con deterioro cognitivo y funcional incremente la frecuencia y la gravedad de los trastornos.

De hecho, el 71,7% de los pacientes con alguna demencia consume analgésicos, lo que en el caso de Girona representa una factura anual de casi 21.000 euros.

Los datos se presentarán oficialmente el 1 de febrero en el IV Curso de Psicogeriatría del instituto de Asistencia Sanitaria (IAS), una jornada que se centrará en la ansiedad, la agresividad y la contención de los pacientes de edad avanzada que sufren este tipo de patologías.

Fuente: 20minutos.es (Edición Cataluña)