Archivos Mensuales: abril 2013

#Alzheimer : Mejor Saberlo – Cuidarse cuidando

Estándar

logo_alzheimer

Anuncios

Fallan la I edición de los Premios #Iberart, #arte #solidario en la lucha contra el #Alzheimer

Estándar
Foto: IberArt

Foto: IberArt

IberArt es un concurso de arte, enfocado a jóvenes creadores y talentos emergentes de España organizado por el Museo ABC, Artemiranda y ColArt Ibérica, cuyos ganadores se acaban de hacer públicos. Con esta presentación bien podría haber sido una entrada de otro blog de esta red, el de Arte Joven, pero tiene una particularidad que le hace diferente y le da cabida en este blog de Alzheimer y Parkinson.

Y es que este premio pretende ir un paso más allá y no quedarse solo en la promoción del arte, por lo que van a subastar todas las obras seleccionadas y algunas otras donadas por artistas de forma altruista en una gala benéfica que se celebrará el próximo mes de septiembre de 2013, con el fin de recaudar fondos para la investigación del Alzheimer y para poder realizar terapias en base a la relación entre arte y Alzheimer, que ya se están llevando a cabo en otros países con gran éxito.

El certamen tiene cuatro modalidades: pintura, acuarela, grabado y dibujo y en cada una de ellas se ha premiado a una obra en la modalidad general y otra en la de artistas emergentes. Todas ellas han sido valoradas por una comisión técnica y un jurado y serán expuestas en el Museo ABC durante el próximo mes de junio.

Con la colaboración, entre otras organizaciones, de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras demencias (CEAFA) este premio es una muestra más de cómo el mundo del arte se solidariza con la investigación de enfermedades neurodegenerativas y aqyuda a concienciar a la sociedad en general de la importancia de realizar avances en este campo.

Fuente: cuidadoalzheimer.com

#Escuela de #Pacientes de #España

Estándar

“Queremos que cualquier persona que sufra una enfermedad no se encuentre sola”

María Ángeles Prieto. Profesora EASP y directora de la Escuela de Pacientes de Andalucía.

María Ángeles Prieto. Profesora EASP y directora de la Escuela de Pacientes de Andalucía.

  • Hace cinco años la Escuela Andaluza de Salud Pública decidió crear la primera Escuela de Pacientes de España, un proyecto en el que enfermos enseñan a otros enfermos sobre la patología que les afecta. En este tiempo, más de 8.000 personas han participado en el programa y 500 son actualmente pacientes formadores.
  • María Ángeles Prieto, directora de esta singular escuela basada en la solidaridad, asegura que este tipo de iniciativas, además de mejorar la calidad de vida de los enfermos, disminuye el número de visitas al médico.

Ángeles Huertas

30/03/2013 – 21:56h

Pregunta: Andalucía fue pionera en crear una red de pacientes formadores y de autoayuda. ¿Cómo se les ocurrió la idea?

Respuesta: Este tipo de experiencias estaban funcionando en otros países de Europa con resultados positivos, así que la EASP (Escuela Andaluza de Salud Pública) presentó a la Consejería de Salud y Bienestar Social la propuesta  de crear una Escuela de Pacientes andaluza. De eso hará cinco años en junio, y lo que comenzó siendo un taller se ha convertido en un referente nacional. Fuimos los pioneros en España. Ahora hay otras comunidades (Castilla La Mancha, Galicia, Murcia, País Vasco y Cataluña) con proyectos parecidos y todos estamos unidos en una Red Nacional coordinada desde Andalucía.

P: ¿Cuál es la filosofía del proyecto?

R: La iniciativa parte del concepto de que cuando se conoce bien la enfermedad y cuando los pacientes reciben información entre iguales las enfermedades avanzan más despacio, disminuyen los efectos secundarios y aumenta la calidad de vida. Por lo tanto, la dependencia del sistema sanitario es menor y la adherencia terapéutica mayor.

P: El paciente mejora.

R: Sí, notablemente en todos los aspectos. Hay que tener en cuenta que el 99,9% del tiempo un enfermo lo pasa fuera del ámbito sanitario y debe aprender a convivir con su enfermedad. Aquí los pacientes enseñan a otros pacientes a hacerlo.

P: Y esto traducido a beneficios económicos…

R: La Escuela de Pacientes favorece la sostenibilidad del Sistema Sanitario porque la gente va menos al médico. Cada vez vivimos más. Las enfermedades, por lo tanto, se convierten en crónicas y acudimos más a los centros sanitarios. Este tipo de iniciativas permiten al enfermo conocer su enfermedad,  saber qué hacer ante determinadas situaciones  y  en consecuencia descargan y aligeran el Sistema Sanitario.

P: ¿Con qué tipo de enfermedades tratan?

R: En la actualidad con diez patologías: diabetes tipo 1 y 2, enfermedad pulmonar crónica, asma infantil, fibromialgia, insuficiencia cardiaca, cáncer de mama, cáncer de colon rectal, cuidadoras dependientes y cuidadoras de cuidados paliativos. Son las áreas que consideramos que más se pueden beneficiar de este tipo de proyectos.

P: ¿Qué aporta un paciente qué no sepa el médico?

R: El consejo y la enseñanza de un igual tienen mucho más valor a la hora de convencer y motivar que la de un sanitario. Además, son informaciones diferentes. El médico nos da los datos de la enfermedad, pero la persona que ha padecido o padece tu misma enfermedad sabe por lo que estás pasando. Por ejemplo, en temas de cáncer de mama qué bañador usar si vas a la piscina, qué peluca, trucos para enfrentarse a los vómitos…

P: El día a día…

R: Exacto. Aquí se trabaja desde la alimentación y el ejercicio físico hasta la toma de medicación, la sexualidad o las relaciones sociales y de autoestima. Un aspecto esencial es cómo enfrentarse a la enfermedad, cómo contarlo a la familia, cómo hablar de ello. Esto sólo lo puede saber alguien que ha pasado por lo mismo.

P: En este tipo de escuela parece que el tema psicológico es básico.

R: Superar las pequeñas cosas, son las que te dan la vida. Tú vas al médico y todo bien, sin embargo, luego ¿cómo actúas cuando llegas a tu casa con tus tres hijos? El aspecto físico es importante, pero lo emocional y la autoestima son también fundamentales. El paciente en estos casos se convierte en una fuente creíble para el otro paciente.

P: La gente que participa, ¿por qué lo hace?

R: Los formadores son personas que lo hacen de forma desinteresada sólo por el hecho de ayudar a gente que está pasando o ha pasado por la misma situación. Todo el mundo puede participar. En el caso de las cuidadoras de paliativos y dependientes muchas veces es una manera de llenar un vacío (el fallecimiento de su familiar) con algo positivo, sentir que todo lo aprendido puede ayudar a otras personas. El sistema está basado en el empoderamiento de los ciudadanos, pacientes que se organizan, que se ayudan… Y además, apoyados y dentro del Sistema Sanitario, que es fundamental.

P: ¿Y el futuro?

R: Seguir trabajando. Con las nuevas tecnologías tenemos que lograr llegar a más gente, a todos los rincones. Tenemos una página web, blogs de cocina para personas con enfermedades crónicas, vídeos de pacientes contando su experiencia… Todos nuestros recursos están en la red y son gratuitos y abiertos a todo el mundo. La formación tiene parte presencial, pero el resto de apoyo y ayuda se centra en las nuevas tecnologías y nuestro objetivo es que cualquier persona que sufra una enfermedad no se encuentre sola aunque viva en el pueblo más apartado y pequeño de Andalucía.

Fuente: eldiario.es

La enfermedad de #Alzheimer en el #cine – Guía de recursos documentales

Estándar
alzh y cine

Foto: CRE Alzheimer

El CRE Alzheimer dependiente del IMSERSO y a través del Ministerio de Sanidad y Políticas Sociales a realizado una guía de recursos documentales sobre la enfermedad de Alzheimer en el cine.
Esta guía recopila un total de 27 películas y 4 documentales relacionados todos ellos de una forma u otra con la enfermedad de modo que podamos utilizar todo este material como un recurso óptimo para actividades con familiares y enfermos, coloquios, charlas, cine fórums, etc.

Cada elemento audiovisual va acompañado de la sinopsis y su ficha técnica.

Una estupenda guía para disfrutar viendo las películas en casa o para utilizar en nuestros talleres o asociaciones con más gente.

Para visualizar y/o guardar, pulsa aquí

Fuente de la guía: CRE Alzheimer.

Introducción del post realizada por: A.G.P Mariposas del Alma.

El #coste de las #demencias se duplicará en 2040

Estándar
Foto: Herb Winokur

Foto: Herb Winokur

Laura Tardón | Madrid

Actualizado jueves 04/04/2013 08:25 horas

La demencia tiene un precio cada vez mayor. Según un estudio publicado en la revista ‘The New England Journal of Medicine’, en EEUU supuso en 2010 un coste entre 157 y 215.000 millones de dólares, muy similar al de las enfermedades coronarias e incluso superior al del cáncer. 

Lejos de mejorar estas cifras, y dado que se espera que incremente el número de afectados por deterioro cognitivo (por el aumento de la esperanza de vida), el análisis sugiere que el coste de la demencia podría duplicarse en 2040. Ante tal expectativa, y con el “objetivo de que los gobiernos tomen medidas”, los autores de esta investigación intentan facilitar datos lo más exactos posibles.

El cálculo del coste de la demencia es “todo un desafío. Primero, porque la demencia coexiste con otras enfermedades propias de la edad, y segundo porque en muchos casos son los familiares quienes se hacen cargo del cuidado del paciente”, argumenta Michael Hurd, responsable de este trabajo y economista de la  Corporación RAND, un instituto de estudios californiano.

De la misma opinión se muestra Jesús María Rodrigo, director ejecutivo de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (Ceafa). La demencia tiene un ‘precio’ indirecto “referido, por ejemplo, a las personas que se ven obligadas a abandonar el mercado laboral para dedicarse al cuidado de un familiar con Alzheimer”.

A diferencia de estudios anteriores, aseguran los investigadores, este trabajo excluye precisamente los gastos indirectos que se puedan derivar de la demencia. De esta manera, el coste de esta enfermedad se reduce de los 159.000-215.000 millones de dólares a 109.000 millones, cifra que se asemeja al coste sanitario directo de las enfermedades coronarias (102.000 millones de dólares) pero que sigue superando al del cáncer (77.000 millones de dólares).

Lo cierto es que, después de analizar varios estudios sobre la salud en estadounidenses mayores de 51 años, “observamos que a partir de los 71, el 14,7% desarrollaba demencia y entre el 75% y el 84% de los gastos que conllevaba este trastorno no eran sanitarios directos, sino que se debían al ingreso en residencias y a los cuidados (formales o informales) en el hogar”.

En España ocurre lo mismo, explica Leocadio Rodríguez Mañas, jefe de servicio de Geriatría del Hospital Universitario de Getafe (Madrid). “El 80% de los gastos se producen a medio y largo plazo por cuestiones sociales cuando la persona con Alzheimer pierde autonomía y se hace dependiente (necesita a alguien para realizar las tareas diarias, por ejemplo, comer, vestirse, etc.)”. Es decir, “el enfermo de Alzheimer no es especialmente costoso. Lo caro no es la enfermedad sino la dependencia y esto es lo que habría que intentar retrasar”.

Impacto económico

Los hallazgos de este análisis, subrayan los autores del trabajo, “hacen hincapié en la urgencia y necesidad que hay de invertir más esfuerzo para desarrollar un plan que minimice el impacto económico de la demencia en la sociedad”. En 2011, Obama impulsó un proyecto nacional de investigación del cerebro con “el objetivo de encontrar nuevos tratamientos y ofrecer una asistencia mejor”, plan que acaba de presentar esta semana y que cuenta con una inversión de 100 millones de dólares.

Según el geriatra español, “este tipo de estudios [como el que publica ‘NEJM’] ayudan a reflexionar sobre cómo se deben enfocar los sistemas de salud, especialmente en las personas mayores, para retrasar el deterioro cognitivo y la pérdida de autonomía en la medida de lo posible”. ¿Cómo? Tratando la comorbilidad asociada, con fármacos específicos, potenciando la vida social, etc.

Factores vasculares

Otra investigación, publicada en la revista ‘Neurology’, y que está basada en los datos de 7.830 personas con una edad media de 55 años, da algunas pistas sobre esta cuestión. Asegura que los factores de riesgo cardiovascular, como el colesterol alto o la hipertensión, no sólo aumentan la enfermedad cardiaca y los accidentes cerebrovasculares, sino que tienen también un impacto negativo en las habilidades cognitivas. De estos resultados se extrapola que para retrasar la demencia sería recomendable vigilar algunas condiciones vasculares. Coste económico en España.

Dada la prevalencia e incidencia del Alzheimer en EEUU y en España (en nuestro país hay más de 800.000 personas afectadas), se puede decir que “hay una correlación” entre los costes económicos observados en este trabajo estadounidense y los españoles. “Según un estudio que realizamos en Ceafa (en 2004), el coste de la demencia en nuestro país supera los 24.000 millones de euros, una media de 30.000 euros por paciente y año”.

El año pasado, asegura, el especialista, “la OMS lanzó un informe avisando a los estados para actuar, ya que la demencia va a representar un problema que ningún estado va a ser capaz de abordar”. Cuando pierden autonomía, necesitan cuidados las 24 horas del día, los siete días de la semana, todos los días del año y esto supone un fuerte impacto económico para la sociedad.   Por estas razones, “reivindicamos, por ejemplo, una Ley de Protección para Alzheimer, el enfermo y sus cuidadores familiares, protección laboral, algo similar a las bajas maternales o el aumento de exenciones fiscales que cubran los gastos indirectos”.

Fuente: elmundo.es

La #Danza Creativa #Terapéutica y las #demencias

Estándar

Ana Luz de Andrés Terán, danzaterapeuta del CRE de Alzheimer

En los albores del siglo XX, la trasgresora Isadora Duncan se atrevió a bailar con los pies y los brazos desnudos, todo un símbolo de liberación que inició un camino de revalorización de lo corporal en el que la danza ha supuesto la aproximación más consciente y libre sobre el cuerpo.

El cuerpo es como una casa que habitamos, que nos contiene y que poblamos a la vez. Es un espacio expresivo, nuestro medio general de poseer un mundo. Valorar el mínimo gesto es vivir el propio cuerpo, buscar los ecos que se despiertan en él y las prácticas corporales no son más que una guarida donde mantener vivo lo vivo.

En este marco se inscribe la Danza Creativa Terapéutica (DCT), que está dentro de las Terapias no Farmacológicas desarrolladas por el CRE de Alzheimer y se basa en la teoría y práctica de la Danza Movimiento Terapia, perteneciente al grupo de las Artes Creativas en Psicoterapia y que nace de la unión de dos campos: la danza y la psicología.

Según la Asociación de Danza Movimiento Terapia Española, la Danza Movimiento Terapia se define como «el uso psicoterapéutico del movimiento dentro de un proceso creativo que persigue la integración psicofísica (cuerpo-mente) del individuo».

Nuestro taller aboga por el uso psicoterapéutico del movimiento dentro de un proceso creativo que persigue la integración psicofísica del individuo. Con una vocación más alquímica que química, nuestro compromiso es buscar el oro que todos llevamos dentro, proponiéndonos el reencuentro del hombre con su espíritu en su cuerpo, más allá de las limitaciones.

Por supuesto, nuestro objetivo no es una estética en el movimiento ni una coreografía, lo relevante es el proceso. El movimiento se analiza y se observa, así como todos los aspectos corporales de la persona dentro de un encuadre terapéutico. danza

La persona con demencia se ve afectada principalmente en tres campos: el social, el mental y el físico. Esto implica que poco a poco su esencia es destruida, su self, su yo, se va fragmentando, pero sigue existiendo. En esto se basan las teorías centradas en la persona: en una atención que considera que tiene capacidad de crear y es activa en el proceso. Estas teorías reconocen que existen otros factores que influyen en el desarrollo de la enfermedad como la cultura, el entorno social… y sobre todo las propias vivencias. Hay que mejorar la calidad de vida de los afectados con recursos asequibles y proporcionarles una ayuda efectiva. La danza con su movimiento y creatividad es un medio excelente para proporcionar esta ayuda.

La percepción de la demencia está variando poco a poco, ya no solo se buscan respuestas biomédicas y tratamientos farmacológicos; es importante el individuo y su experiencia vital, de forma que las intervenciones no farmacológicas, como la DCT, están adquiriendo importancia en la mejora de la calidad de vida.

Las personas con demencia pierden funciones cognitivas que afectan a su capacidad de comunicación, suelen presentar cuadros depresivos y de ansiedad, pero siguen conservando la capacidad de emoción y de sentir. Darles la oportunidad de expresarse a través de su cuerpo y recuperar su autonomía en un espacio y tiempo creado para ello, utilizando la danza como vía de comunicación, es fundamental para recuperar, aunque solo sea en un pequeño instante, su autonomía y su yo.

La DCT es una herramienta útil, ya que incluye prácticas corporales, trabaja el concepto de la personalidad, considera la atención individualizada y promueve la comunicación, la creatividad y el disfrute en la experiencia de la danza y su movimiento.

Cuando nuestro cuerpo escucha y siente ese ritmo, nuestra mente viaja al pasado y revive el instante. De esta manera podemos estimular la memoria inmediata, remota y autobiográfica, asociando un baile o unos movimientos a los momentos más significativos de de la vida.

Siguiendo este modelo de trabajo basado en las teorías centradas en la persona planteamos como objetivo principal mantener su identidad trabajando el self, proporcionándoles un principio de realidad y normalidad en un espacio y tiempo donde puedan ser libres de expresar sus emociones y crear su propia danza.

Fuente: Blog del CRE Alzheimer Salamanca

La actividad eléctrica de las #neuronas, reunida en un catálogo

Estándar

1362739082997Una investigación liderada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha logrado reconocer la actividad eléctrica de cada grupo de neuronas del hipocampo -una estructura principal del cerebro situada en la parte interna del lóbulo temporal- y generar un catálogo que permite diferenciarlas en función del proceso cerebral que se esté llevando a cabo.

Y  es que cada estímulo exterior o pensamiento genera una actividad cerebral concreta que se expresa a través de la activación de determinados grupos de neuronas. En función del estímulo, estos grupos de células ejecutarán un patrón distinto de activación.

Hasta ahora, el registro de la actividad cerebral se llevaba a cabo mediante electroencefalogramas. El investigador del CSIC en el Instituto Cajal, Óscar Herreras, ha liderado la investigación y explica que “esta técnica es escasamente útil ya que, aunque recoge impulsos eléctricos neuronales, es incapaz de informar de qué grupos de neuronas entran en acción en cada circunstancia ni cómo se coordinan”.

El CSIC ha conseguido separar las ‘hebras’ de la madeja neuronal

Herreras compara los datos aportados por los electroencefalogramas con “madejas de hilo compuestas por hebras de distintos colores”. “Nuestro trabajo ha logrado separar cada una de esas hebras”, añade.

Identificación de los grupos neuronales

El equipo de Herreras, que previamente desarrolló la técnica de análisis y que publica el nuevo avance en la revista Cerebral Cortex, ha logrado identificar los distintos grupos neuronales que se activan en el hipocampo de las ratas de laboratorio (Ratus norvergicus).

Para ello, se implantaron dispositivos multielectrodo en el cerebro de los animales, lo que generó el registro de hasta 96 regiones de su hipocampo. Mediante el análisis matemático y la aplicación de compuestos químicos cerca de las zonas de registro ha sido posible discriminar la actividad de cada grupo de neuronas en función del estímulo recibido.

Por ello, a partir de ahora, la actividad neuronal podrá ser monitorizada sin necesidad de estímulos, sea cual fuere la tarea que se esté ejecutando.

Se podrán detectar patologías

Para el investigador del CSIC, este etiquetado eléctrico de las distintas poblaciones neuronales puede ser “una herramienta muy útil para el diagnóstico temprano de neuropatologías como la enfermedad de Alzheimer, el Párkinson y la epilepsia”.

Los electroencefalogramas nos dan pistas sobre la presencia de estas dolencias, ya que ofrecen un registro de la actividad cerebral alterado con respecto al de un cerebro sano. Herreras considera que “gracias al catálogo desarrollado por el equipo, a partir de ahora será mucho más fácil discernir qué región del cerebro está actuando de forma anómala”.

Fuente: rtve.es

Vivir con el #Alzheimer, nuevo libro de José Luis Molinuevo

Estándar

«La mayor motivación que me llevó a escribir el libro fue el sufrimiento que percibía en el cuidador»

vivirconalzheimerJosé Luis Molinuevo Guix dirige la Unidad de Alzheimer y otros trastornos cognitivos en el Hospital Clínico de Barcelona y es el investigador principal de un programa sobre la detección precoz de la enfermedad de Alzheimer de la Fundación Pasqual Maragall. En su último libro, titulado Vivir con el Alzheimer. El amor no se olvida, el prestigioso neurólogo trata de ayudar a superar el sufrimiento que se genera cuando una persona está en contacto con el alzhéimer.

Usted es un neurólogo especializado en la enfermedad de Alzheimer, sin embargo su libro está más cerca de la psicología que de la medicina.

Efectivamente el libro trata sobre el sufrimiento del ser humano. En este caso sobre el sufrimiento que se genera cuando una persona está en contacto con la enfermedad de Alzheimer, bien sea directamente como paciente o indirectamente como cuidador. El libro pretende ser una fuente de ayuda para poder superar y trascender este sufrimiento. Es un libro que aborda cómo enfrentarse al sufrimiento que todo ser humano padece cuando está en contacto con situaciones complicadas, difíciles y dramáticas, como es el caso de la enfermedad de Alzheimer. Por ello, el libro está escrito más bien en un tono psicológico, como una especie de manual para poder ayudarnos a enfrentarnos con las diferentes situaciones que acontecen en torno a la enfermedad.

A pesar de que en los últimos años el alzhéimer está muy presente en los medios de comunicación, todavía hay muchas personas que afrontan el cuidado del familiar sin ser conscientes del plus de estrés que implica una enfermedad como esta. ¿Vivir con el Alzheimer busca paliar este desconocimiento?

En cierta forma sí; no obstante el mayor motivo o la mayor motivación que me llevó a escribir el libro fue el sufrimiento que percibía cada día en el cuidador. Cuando el ser humano se enfrenta a situaciones de mucho estrés, los mecanismos psicológicos que tenemos activados habitualmente para mantenernos en equilibrio se pierden. En realidad perdemos en cierta forma el equilibrio, porque el cambio en la situación exterior es tan dramático que los mecanismos habituales de compensación ya no son de utilidad. Pocas personas están preparadas para esta situación, siendo además aspectos que ningún profesional aborda directamente; o en todo caso están infra abordados. Sin duda el libro pretende cubrir esos aspectos.

Usted ha dicho en más de una ocasión que la memoria afectiva y emocional perdura mucho más tiempo, en el sentido de que la persona enferma puede no reconocer a su cuidador, pero reconoce el cariño que siente hacia él y el cariño que recibe de él. ¿Por eso ha subtitulado el libro El amor no se olvida?

Así es, la memoria gobernada por las emociones y sentimientos reside en unas áreas cerebrales completamente distintas a las que se encargan de la memoria declarativa, de la memoria explícita, entre las que se incluyen memoria episódica y semántica; ambas afectas la enfermedad de Alzheimer.

Sin embargo, hay familiares que basan todos sus cuidados en el amor que sienten hacia el familiar, olvidando que una adecuada formación práctica puede ayudar a enlentecer el deterioro cognitivo.

Ambos aspectos son importantes, pero la presencia de un amor sincero incondicional y entregado es sin duda uno de los grandes motores para ayudar al paciente. Éste es un tema que abordo ampliamente en el libro pues el significado del amor y la entrega es un concepto habitualmente malentendido.

El alzhéimer no solo va cambiando a las personas que lo padecen; también hay un proceso íntimo de transformación del cuidador ¿El libro pretende explicar ese cambio?

Sí, es más, algunos cuidadores que experimentan profundamente ese cambio, no sólo consiguen convivir con la enfermedad si no en cierta forma tener una vida incluso más plena.

Fuente: Blog del CRE Alzheimer Salamanca

Nueva tecnología para detectar #Alzheimer premiada en festival SXSW en EEUU

Estándar

ojo20 5777681-esc-ner-de-iris-para-la-seguridad-o-identificaci-n-ojo-con-el-esc-ner-y-la-interfaz-de-la-computadorUna nueva prueba capaz de diagnosticar la enfermedad de Alzheimer mucho antes de que aparezcan sus síntomas ganó el premio de innovación en salud en el festival anual South by Southwest (SXSW), que se realiza hasta el domingo en Austin, Texas (sur de Estados Unidos).

La prueba, llamada Neurotrack, fue distinguida en la categoría de tecnologías sanitarias en el concurso SXSW Accelerator el martes, al cierre del segmento de ciencias interactivas del festival.

“Neurotrack puede detectar el Alzheimer a través de un examen computarizado de movimiento ocular seis años antes de la aparición de los síntomas”, dijo Elli Kaplan, presidente de la compañía con sede en Richmond, Virginia (este), que asegura que la prueba tiene un 100% de éxito.

“Hoy en día la única manera de diagnosticar la enfermedad de Alzheimer es una vez que todos los síntomas se presentan”, dijo Kaplan a la AFP. “Pero para entonces ya se produjo un daño irreparable”.

Esta tecnología estará disponible inicialmente para laboratorios farmacéuticos, médicos y hospitales. Eventualmente, Kaplan espera poder desarrollarla en aplicaciones para teléfonos inteligentes y tabletas.

El test, desarrollado en colaboración con la Universidad de Emory en Atlanta y un equipo de neurocientíficos, está disponible en dos versiones diferentes: una que funciona con una cámara de infrarrojos y otra con un simple ratón de computadora.

En la prueba, el individuo estudiado debe comparar imágenes – algunas nuevas y otros que ya ha visto – que aparecen brevemente en una pantalla. “Al estudiar cómo estas personas mueven los ojos y cómo ven las imágenes nuevas en comparación con las imágenes conocidas, se pueden detectar las perturbaciones existentes en el funcionamiento del hipocampo”, la parte del cerebro que juega un papel central de la memoria, dijo Kaplan.

“Todos los seres humanos tienen una preferencia instintiva por la novedad, y este es uno de los elementos que examinamos”, agregó.

El hipocampo es también el primero en ser afectado por la enfermedad de Alzheimer, que se cree que padecen unos 5,1 millones de personas en Estados Unidos.

El proyecto, lanzado hace 20 años, ha sido probado en un amplio estudio de la Universidad Emory midiendo la evolución de los participantes – algunos de los cuales desarrollaron la enfermedad – durante un largo período, dijo Kaplan.

El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud, una agencia del gobierno de Estados Unidos.

“En 10 años, nuestra esperanza es que haya una píldora que se pueda tomar (para combatir la enfermedad de Alzheimer). Sólo habría que hacerse una prueba anual, y si se comprueba que la persona podría desarrollar Alzheimer, se podría hacer algo al respecto”, concluyó la experta, cuyos dos abuelos sufrieron la enfermedad.

La intención de los creadores de Neurotrack es comercializar una versión para médicos que costaría entre 300 y 1.000 dólares.

En cuanto a la versión para uso en el hogar, Kaplan dijo: “De hecho, estamos trabajando en ello”.

“No estamos muy lejos de una tecnología que funcione en el teléfono (móvil) o en la tableta” del paciente, y cuyos resultados serían enviados directamente a un médico.

Fuente: terra.com