Archivo de la etiqueta: CRE Alzheimer Salamanca

‘Cuídame, hombre’ Reflexiones en torno a las consecuencias de una educación desigualitaria

Estándar

Fernando García Mateos, educador social de EULEN sociosanitarios para el CREA

cuidame«Las tareas del cuidado, como se pone de manifiesto en todos los estudios, recaen mayoritariamente sobre las mujeres, representando el 84% del universo del cuidador. Hablamos pues, principalmente de cuidadoras, cuyo perfil predominante es el de una mujer de mediana edad, en torno a los 53 años, que realiza labores de ama de casa, normalmente casada y que además del cuidado de su familia, se encuentra con la responsabilidad principal de la atención a una persona mayor que presenta, mayoritariamente, una dependencia importante». (Imserso. Boletín sobre el envejecimiento 2008).

Con el paso de los años, la tendencia en cuanto al reparto de tareas en relación al cuidado parece irse reduciendo poco a poco (sobretodo en generaciones nacidas después de 1960), y es ahora cuando empezamos a ver las consecuencias que una educación desigualitaria ha provocado en aspectos tan concretos como el desempeño de tareas asociadas al rol de cuidador. Por eso desde estas breves líneas queremos compartir una sencilla reflexión en relación a ese 16% de hombres que cuida en casa a una persona dependiente:

Afortunadamente cada vez son menos los hombres que tienen dificultades para hacerse cargo de tareas propias de los cuidados: lavar, cocinar, limpiar y cuidar de sí mismo, una tarea tan importante como otra cualquiera. Pero reflexionemos en torno a la idea de quien no lo sepa hacer y de quienes tengan esas dificultades (sobretodo observadas en hombres de mas de 70 años). ¿Es tarde para aprender?, ¿Pueden aprender nuevos modelos de comportamiento? Todo nos hace pensar que sí, que se puede aprender, siempre que haya intención de cambio, y es ahí donde pretendo indagar, en la motivación y en el reconocimiento de las limitaciones como primer impulso para el cambio.

Últimamente, me llama la atención la cantidad de problemas que hombres cuidadores nos plantean a la hora de hacer frente a los cuidados: «Cocino lo primero que me encuentro, a veces las latas de conserva me salvan de un apuro, otras veces me voy a comer fuera de casa, unas veces mejor, otras veces peor», «la ropa la suelo lavar a mano aunque tengo lavadora», «he tenido que ir a comprar compresas para mi mujer y no he sabido qué comprar», etcétera. Unas veces cuentan con apoyos (el 80% -mayoritariamente hijas y en menor medida hijos-) y tienen solucionado el problema. Otras veces no (20%) y los problemas se agravan: «He descuidado la casa, no puedo limpiarla, no se como ordenar la ropa, mi mujer (con alzhéimer) lo descoloca todo y ya dejo todo como ella quiere», «por respeto a mi mujer, cuando se asea yo no entro en el baño. Ella es muy pudorosa y además lo hace perfectamente».

Todo esto implica inevitablemente una serie de dificultades que hay que superar aprendiendo a desarrollar competencias nuevas, por eso se hace necesaria la detección precoz de este tipo de cuidador e intentar prevenir problemas graves que puedan ocasionar actuaciones negligentes.

En el diseño de cualquier intervención socioeducativa con hombres cuidadores de personas dependientes sin apoyos, familiares ni profesionales, tendremos que tener en cuenta todos los factores personales, sociales, culturales y emocionales que le rodean, hacer una valoración individualizada de aspectos como su situación personal, el cansancio percibido que le genera la tarea del cuidado, su sobrecarga, su situación económica y sus relaciones sociales a la hora de estudiar la influencia que en él tiene su red social de apoyo en cuanto a su proceso de socialización (asimilación de valores y patrones imitados de comportamiento), o por el contrario si no tiene red social de apoyo y presenta un déficit en su socialización a la hora de adquirir valores prosociales.

Con todo esto tendremos los suficientes datos como para diseñar una intervención re-educativa, que puede abarcar desde la preparación de la persona para motivarla hacia el aprendizaje, hasta la intervención específica de nuevas competencias, como son: cuidados adecuados en la higiene-vestido y alimentación de una persona dependiente y cuidados hacia él mismo saludables , como son la higiene personal, el vestido y la alimentación ( compra de alimentos frescos, planificación del tiempo y administración del dinero, uso saludable y responsable del ocio y del tiempo libre del cuidador).

Cuídame, hombre es un breve artículo que ha pretendido compartir una reflexión acerca de una serie de casos muy concretos: Hombres mayores sin apoyos, con dificultades para el desempeño de tareas domésticas y de cuidados en el domicilio. «Educar para la igualdad debe ser un aspecto fundamental a la hora de promover el envejecimiento activo entre nuestros mayores; siempre podremos aprender, siempre podremos mejorar».

Fuente: Blog CRE Alzheimer

Encuesta sobre «#Formación y #Alzheimer»

Estándar

Los profesionales y cuidadores demandan más formación sobre alzhéimer

Gráfico: Blog CRE Alzheimer

Gráfico: Blog CRE Alzheimer

El 73% de los profesionales relacionados con el alzhéimer y de los familiares de personas afectadas por el mal neurodegenerativo considera que la oferta formativa relacionada con la enfermedad es insuficiente. El dato se extrae del estudio estadístico realizado durante el último mes por el Centro de Referencia Estatal de atención a personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

De las mil personas que completaron la encuesta, cuyo objetivo era conocer las principales necesidades formativas en materia de alzhéimer, el 94% estaría dispuesto a realizar algún tipo de curso relacionado con esta enfermedad, siendo la teleformación la modalidad formativa preferida por el 63% de los encuestados, mientras que el 37% restante se decanta por los seminarios presenciales.

Respecto a los temas más demandados para este tipo de acciones formativas, el 53% de los encuestados dice estar interesado en todos los aspectos relacionados con la enfermedad, el 19% asegura que prefiere recibir una formación que tenga que ver exclusivamente con los tratamientos no farmacólogicos, y el 9% se muestra partidario de adquirir nuevos conocimientos sobre las demencias en general.

El 65% de los encuestados asegura conocer bastante bien la enfermedad, mientras que únicamente el 7% dice ser un experto. El 22% afirma que posee la misma información sobre el alzhéimer que de otras enfermedades comunes, y el 6% confiesa que tiene escasa información.

El perfil tipo de la persona que ha completado la encuesta del CRE de Alzheimer es una mujer de nacionalidad española, cuya edad está entre los 36 y 45 años, que tiene estudios universitarios y una profesión relacionada con la enfermedad neurodegenerativa.

Aunque la mayor parte de los encuestados es de nacionalidad española, en concreto el 87%, destaca la participación de ciudadanos de otros países de habla hispana, especialmente de Argentina, Costa Rica y México.

Encuesta completa aquí

Fuente: Blog CRE Alzheimer

La enfermedad de #Alzheimer en el #cine – Guía de recursos documentales

Estándar
alzh y cine

Foto: CRE Alzheimer

El CRE Alzheimer dependiente del IMSERSO y a través del Ministerio de Sanidad y Políticas Sociales a realizado una guía de recursos documentales sobre la enfermedad de Alzheimer en el cine.
Esta guía recopila un total de 27 películas y 4 documentales relacionados todos ellos de una forma u otra con la enfermedad de modo que podamos utilizar todo este material como un recurso óptimo para actividades con familiares y enfermos, coloquios, charlas, cine fórums, etc.

Cada elemento audiovisual va acompañado de la sinopsis y su ficha técnica.

Una estupenda guía para disfrutar viendo las películas en casa o para utilizar en nuestros talleres o asociaciones con más gente.

Para visualizar y/o guardar, pulsa aquí

Fuente de la guía: CRE Alzheimer.

Introducción del post realizada por: A.G.P Mariposas del Alma.

La #Danza Creativa #Terapéutica y las #demencias

Estándar

Ana Luz de Andrés Terán, danzaterapeuta del CRE de Alzheimer

En los albores del siglo XX, la trasgresora Isadora Duncan se atrevió a bailar con los pies y los brazos desnudos, todo un símbolo de liberación que inició un camino de revalorización de lo corporal en el que la danza ha supuesto la aproximación más consciente y libre sobre el cuerpo.

El cuerpo es como una casa que habitamos, que nos contiene y que poblamos a la vez. Es un espacio expresivo, nuestro medio general de poseer un mundo. Valorar el mínimo gesto es vivir el propio cuerpo, buscar los ecos que se despiertan en él y las prácticas corporales no son más que una guarida donde mantener vivo lo vivo.

En este marco se inscribe la Danza Creativa Terapéutica (DCT), que está dentro de las Terapias no Farmacológicas desarrolladas por el CRE de Alzheimer y se basa en la teoría y práctica de la Danza Movimiento Terapia, perteneciente al grupo de las Artes Creativas en Psicoterapia y que nace de la unión de dos campos: la danza y la psicología.

Según la Asociación de Danza Movimiento Terapia Española, la Danza Movimiento Terapia se define como «el uso psicoterapéutico del movimiento dentro de un proceso creativo que persigue la integración psicofísica (cuerpo-mente) del individuo».

Nuestro taller aboga por el uso psicoterapéutico del movimiento dentro de un proceso creativo que persigue la integración psicofísica del individuo. Con una vocación más alquímica que química, nuestro compromiso es buscar el oro que todos llevamos dentro, proponiéndonos el reencuentro del hombre con su espíritu en su cuerpo, más allá de las limitaciones.

Por supuesto, nuestro objetivo no es una estética en el movimiento ni una coreografía, lo relevante es el proceso. El movimiento se analiza y se observa, así como todos los aspectos corporales de la persona dentro de un encuadre terapéutico. danza

La persona con demencia se ve afectada principalmente en tres campos: el social, el mental y el físico. Esto implica que poco a poco su esencia es destruida, su self, su yo, se va fragmentando, pero sigue existiendo. En esto se basan las teorías centradas en la persona: en una atención que considera que tiene capacidad de crear y es activa en el proceso. Estas teorías reconocen que existen otros factores que influyen en el desarrollo de la enfermedad como la cultura, el entorno social… y sobre todo las propias vivencias. Hay que mejorar la calidad de vida de los afectados con recursos asequibles y proporcionarles una ayuda efectiva. La danza con su movimiento y creatividad es un medio excelente para proporcionar esta ayuda.

La percepción de la demencia está variando poco a poco, ya no solo se buscan respuestas biomédicas y tratamientos farmacológicos; es importante el individuo y su experiencia vital, de forma que las intervenciones no farmacológicas, como la DCT, están adquiriendo importancia en la mejora de la calidad de vida.

Las personas con demencia pierden funciones cognitivas que afectan a su capacidad de comunicación, suelen presentar cuadros depresivos y de ansiedad, pero siguen conservando la capacidad de emoción y de sentir. Darles la oportunidad de expresarse a través de su cuerpo y recuperar su autonomía en un espacio y tiempo creado para ello, utilizando la danza como vía de comunicación, es fundamental para recuperar, aunque solo sea en un pequeño instante, su autonomía y su yo.

La DCT es una herramienta útil, ya que incluye prácticas corporales, trabaja el concepto de la personalidad, considera la atención individualizada y promueve la comunicación, la creatividad y el disfrute en la experiencia de la danza y su movimiento.

Cuando nuestro cuerpo escucha y siente ese ritmo, nuestra mente viaja al pasado y revive el instante. De esta manera podemos estimular la memoria inmediata, remota y autobiográfica, asociando un baile o unos movimientos a los momentos más significativos de de la vida.

Siguiendo este modelo de trabajo basado en las teorías centradas en la persona planteamos como objetivo principal mantener su identidad trabajando el self, proporcionándoles un principio de realidad y normalidad en un espacio y tiempo donde puedan ser libres de expresar sus emociones y crear su propia danza.

Fuente: Blog del CRE Alzheimer Salamanca

El CRE Alzheimer de Salamanca apuesta por las terapias tecnológicas

Estándar

El Centro de Referencia Estatal (CRE) de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y Otras Demencias, (CRE Alzheimer), dependiente del Imserso y ubicado en Salamanca, apuesta por las terapias basadas en la tecnología para tratar enfermedades neurodegenerativas.

En este sentido, están trabajando con proyectos de I+D, aunque también realizan diversas terapias de estimulación cognitiva a través de la música, la danza o los videojuegos para el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer.

Un ejemplo de cómo se aplica la robótica en terapias con personas con Alzheimer es un curioso robot con apariencia de foca, llamado Paro o Nuka. Dotado de la más prestigiosa tecnología japonesa, Nuka tiene un sistema de inteligencia artificial que recoge información por medio de sensores táctiles, visuales y auditivos, que le permite comportarse como un animal real.

La tecnología también está demostrando excelentes resultados para el tratamiento del Alzheimer con Artemis, una plataforma de terapia a través de Internet, que permite a los pacientes realizar ejercicios cognitivos desde su casa con la supervisión virtual de sus terapeutas.

Por último, os hablamos de otro sistema de I+D llamado Electroencefalografía. Este mecanismo se utiliza desde 2008 y, gracias a él, los fisioterapeutas han comprobado, entre otras cosas, cómo la musicoterapia tiene efectos sobre la actividad eléctrica del cerebro, una información que se relaciona con algunos progresos cognitivos y emocionales observados en pacientes.

Fuente: cuidadoalzheimer.com

El programa ‘Un, dos, tres’ inspira un juego que ayuda en la ralentización de los efectos del Alzheimer

Estándar

‘Un, dos, tres a recordar esta vez’

SALAMANCA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) –

   El programa ‘Un,dos,tres’, que fue un referente durante años de la televisión española, ha inspirado la creación de un juego de mesa dirigido especialmente para personas que sufren los efectos de la enfermedad del Alzheimer.

  Esta iniciativa, bajo el nombre ‘Un, dos, tres a recordar esta vez’, ha sido presentada este lunes en el Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias, una institución del IMSERSO y que tiene su sede en la ciudad de Salamanca

   Elaborado por la Asociación de Familiares de Alzheimer en Zamora, ha sido fruto de una investigación realizada por expertos de la Universidad de Salamanca y ha evidenciado mejoras en los participantes con alzheimer.

   Según ha detallado la psicóloga María Rodríguez, el juego ha mostrado ya “resultados significativos” en diferentes áreas como la cognitiva, en la atención, en la capacidad de cálculo, la concentración, la lectura o la permanencia positiva del ánimo.

   Bajo un formato de preguntas y pruebas, similar al que se convirtió en un éxito en televisión bajo la dirección de Narciso Ibáñez Serrador, los participantes pueden tratar de alcanzar la victoria.

   Incluso, tal y como ha detallado el experto Manuel Figueruelo, se han desarrollado tres niveles, que permiten jugar a la vez a personas con diferentes niveles de afectación de la enfermedad o con el mismo.

   Por el momento, gracias a una financiación de 18.000 euros del Centro del Alzheimer de Salamanca, se han editado 50 ejemplares que se repartirán entre los centros, instituciones y colectivos interesados. Y la idea es contar con más fondos para aumentar el reparto a más grupos interesados en contar con el juego.

COLABORACIÓN

  La presentación del juego ha contado, además de con los profesionales que lo han desarrollado como María Rodríguez y Manuel Figueruelo, con la presencia de la directora del Centro del Alzheimer de Salamanca, María Isabel Ingelmo, y los subdelegados del Gobierno en Salamanca y Zamora, Javier Galán y Clara Isabel San Damián, respectivamente.

   Los presentes han agradecido la disposición de Narciso Ibáñez Serrador y los responsables del programa de televisión ‘Un, dos, tres’, porque han permitido la elaboración de este juego y su uso con el fin de combatir los efectos del alzheimer y otras demencias.

CARTA DE NARCISO IBÁÑEZ SERRADOR

  María Rodríguez ha leído una carta remitida por Narciso Ibáñez Serrador, en la que hace referencia a que el ‘Un, dos, tres’ “está en la memoria colectiva de todos” y que ahora sirve para preservar la memoria de afectados por  diferentes enfermedades.

   “No me podía imaginar que hoy, tantos años después, mi programa más querido iba a saltar esa barrera de la simple diversión para tener una utilidad real y tan importante como ayudar a mejorar un poquito a personas que sufren una pérdida de su calidad de vida y eso, para mí, es todo un privilegio y me hace muy feliz”, ha dicho Ibáñez Serrador en una carta remitida a los promotores del juego.

Una gran pantalla táctil y un ‘Facebook para mayores’, ideas para luchar contra el alzhéimer

Estándar

Escrito por: Agencia Dicyt Lunes, 18 de Junio de 2012 18:04

FOTO: DICYT

El Centro de Referencia Estatal (CRE) de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y Otras Demencias de Salamanca está iniciando un innovador proyecto con el objetivo de que las personas que sufren alguna demencia ejerciten su mente a través de las nuevas tecnologías y puedan retrasar el deterioro cognitivo que conlleva su patología. Una gran pantalla táctil que permita la interacción social y la creación de una red social específicamente pensada para estas personas están entre los objetivos de esta iniciativa.
El proyecto, que se denomina HEAD: Herramientas tecnológicas para la Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias, implica una estrecha colaboración con el laboratorio LabHuman del Instituto Interuniversitario de Investigación en Bioingeniería y Tecnología Orientada al Ser Humano (I3BH) de la Universidad Politécnica de Valencia, que cuenta con experiencia en nuevas tecnologías adaptadas a otras patologías.
En este caso, el objetivo construir un “sistema multitáctil” compuesto por un televisor normal que estaría encajado en una mesa con una pantalla sensible al pulsar. “Es como si tuviésemos un iPad de 42 pulgadas”, comenta en declaraciones a DiCYT (www.dicyt.com) Roberto Lloréns, coordinador científico de LabHuman.
A diferencia de un ordenador, interactuar en una mesa de grandes dimensiones puede ser más sencillo para muchas personas mayores, pero lo más importante es que la idea está pensada para que interactúen varios usuarios a la vez. “Tenemos evidencias de que la conversación grupal requiere un mayor esfuerzo cognitivo”, afirma el experto, por lo que podría mejorar los resultados.
El proyecto prevé que en la mesa puedan jugar cuatro pacientes una vez que, de acuerdo con las indicaciones de los terapeutas, estén diseñados ejercicios que estimulen las funciones cognitivas y en particular la memoria.
Trabajar la memoria autobiográfica
“El objetivo es trabajar sobre todo la memoria autobiográfica con elementos como fotos o números de teléfono”, comenta el especialista, que pone un ejemplo del funcionamiento de la mesa. “Si tenemos fotos en el centro de la pantalla, cada usuario puede intentar arrastrar las suyas hacia su zona de la pantalla. La propuesta es que cada uno recoja sus recuerdos, pero esto fomenta la interacción y las habilidades sociales, porque pueden necesitar pedir una foto propia al compañero”, señala. En todo momento, un terapeuta controlaría la sesión y tomaría decisiones como detener el juego y fomentar un debate.
El proyecto HEAD está en una etapa inicial y para este año se marca como objetivo crear un sistema de gestión que los terapeutas puedan ir utilizando para cuestiones como tener una lista de pacientes. Más adelante habría que desarrollar las aplicaciones para la estimulación cognitiva y, dando un paso más, se pretende crear una red social propia, que sería algo así como “un Facebook para mayores” con un gran abanico de posibilidades.
Esta red social permitirá que los usuarios almacenen y compartan sus fotos con otros pacientes que pasen por el CRE Alzheimer, pero también con sus propios familiares, que podrían hacerse una cuenta para interactuar con ellos. Un aspecto importante es que esto permitiría mantener el contacto a usuarios del centro que, tras recibir un tratamiento vuelven a sus casas.
Fuente: salamanca24horas.com

Entrevista a María Isabel González Ingelmo (Directora CRE Alzheimer Salamanca)

Estándar

María Isabel González Ingelmo, Directora del Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias en Salamanca (IMSERSO), nos habla, entre otras cuestiones, de las características de este centro y la necesidad de establecer la evidencia científica de las intervenciones psicosociales en el cuidado de las personas con enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

CVE: En el marco de la Ley de Promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, se crearon los Centros de Referencia Estatal con el fin de promover en todo el territorio español, la innovación y mejora de la calidad de los recursos dirigidos a un sector determinado de personas en situación de dependencia. De manera más concreta, ¿nos podría explicar en qué consisten estos centros y, especialmente, el que usted dirige?

MIG: Los Centros de Referencia Estatal (CRE), se crean al amparo de esta ley  y como un recurso del Sistema de atención a las personas con algún tipo de dependencia (SAAD). Este tipo de centros considerados de referencia pretenden promover la autonomía personal y la atención y valoración de las personas en situación de dependencia, el intercambio de conocimientos, la formación de profesionales del sector, el asesoramiento y divulgación de las actividades que se realicen y dar una prestación de servicios de calidad. Tienen su ámbito de aplicación en todo el Estado, y son financiados íntegramente por el IMSERSO. En concreto el Centro de Referencia Estatal de atención a personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias es por tanto un recurso de ámbito estatal, especializado en la investigación, análisis, evaluación y conocimiento de las mejores fórmulas para la atención sociosanitaria de las personas con este tipo de patología y la de sus familias cuidadoras , con un enfoque de enlace, foro de encuentro y colaboración con el conjunto de organismos y entidades que dirigen y prestan su atención a esta enfermedad.

CVE: ¿Cuáles son los objetivos y funciones principales del CRE de Alzheimer y otras Demencias?

MIG: El objetivo fundamental es conseguir ser referente en modelos de intervención eficaces y que puedan ser considerados buenas prácticas replicables en cualquier tipo de institución, ya sea asociación o entidad pública o privada, centros de día, residencias y en el propio hogar; entre otros objetivos específicos está la formación a familias, a cuidadores y a profesionales que se dediquen a este tipo de enfermedad, el asesoramiento , el establecer foros de encuentro, crear redes de cooperación y alianzas con otras instituciones ,  la investigación en el campo sociosanitario de la atención , y el poner en valor todas las actuaciones desarrolladas en este campo, todo ello constituiría además  la función principal del CRE.

CVE: Desde su nacimiento, el CRE Alzheimer ha tenido una clara visión sobre la importancia de las intervenciones psicosociales y el deseo de establecerse como referencia en este campo. ¿Qué tipo de terapias no farmacológicas se implementan con las personas que acuden al Centro, y cuales dan mejores resultados?

MIG: El Centro apostó desde su comienzo por probar e implementar diferentes tipos de terapias no farmacológicas, ya que el equipo multidisciplinar de profesionales que día a día iba creando la atención específica del CRE consideró que no había eficacia demostrada de las mismas y que era un reto importante poder ser referente en modelos de intervención terapeútica en el campo psicosocial. Desde entonces se han puesto en marcha diferentes terapias, como la musicoterapia, la danza movimiento y terapia, reeducación psicomotriz, estimulación cognitiva a través de la wii, terapia asistida con animales, roboterapia, aromaterapia, entre otras. Incluso se ha creado un modelo propio el PACID, en colaboración con la Universidad de Salamanca, sobre itinerarios de estimulación cognitiva. Hasta el momento todos ellos en mayor o menor grado nos demuestran que mejoran la calidad de vida de las personas y la de sus familias, sin embargo estamos aún en fase de experimentación en la mayoría y esperamos tener datos más concretos sobre su eficacia.

CVE: El gran reto en el campo de las terapias no farmacológicas sigue siendo el  demostrar que las terapias no farmacológicas “tienen una evidencia científica”. ¿Qué medidas tendría que tomar el sector para conseguir este reto?

MIG: Las medidas son difíciles, pues la demostración de la evidencia en el campo que nos atañe tiene de por sí un montón de dificultades, de momento elegir los grupos de control, poder determinar el “doble ciego”; traducido al lenguaje común, diríamos que cómo es posible dejar a ninguna persona sin una estimulación cognitiva por ejemplo, además no todas las  personas con alzhéimer o con otro tipo de demencia están en la misma fase, ni tienen las mismas circunstancias personales, sociales o  familiares. Es complicado, pero por ello es un reto que debemos conseguir. Las medidas son, trabajar juntos, uniendo recursos y esfuerzos; las asociaciones tiene un gran potencial para poderlo conseguir pues ellos tienen a las personas y a las familias, las universidades y los profesionales tienen el conocimiento científico, juntemos ambos y podremos estar en el camino adecuado. Para ello nuestro Centro debe ser quién coordine y ponga en valor ambas experiencias.

CVE: El año pasado la Fundación Reina Sofía y la Fundación Pasqual Maragall impulsaron conjuntamente la iniciativa “Alzheimer Internacional 2011” ( debéis añadir los Ministerios y las asociaciones)y su Centro coordinó el programa sociosanitario de la Cumbre mundial “Global Alzheimer’s Research Summit”, celebrado el pasado septiembre que contó con 1700 asistentes. Este evento logró aunar la investigación básica y clínica con la sociosanitaria, un hecho poco común en este tipo de eventos. En su opinión, ¿qué significó este logro y qué beneficio podrían obtener los afectados por esta enfermedad, de una mayor colaboración entre estos dos campos? 

MIG: Yo creo que significó un antes y un después; es difícil abrirse camino en un mundo de investigación cuando procedes del campo de la atención psicosocial, y más en este tipo de patología dónde la investigación está mucho más centrada en lo básico y clínico. Lo social quedaba para el mundo de las asociaciones. Sin embargo esta Cumbre nos ha demostrado que las asociaciones de alzhéimer están trabajando y muy bien, implantando nuevas terapias, creando modelos de intervención, acreditando su calidad en la atención; ya no es meramente una atención social, es innovación, es asesoramiento y son buenas prácticas, que deben valorarse, evaluarse y demostrar que evidentemente mejoran la calidad de vida de las personas y sus familias. Se vio también que ya había investigaciones hechas y en curso sobre diferentes terapias. El CRE lo que hizo fue localizar y coordinar dónde estaban estas experiencias, y crear redes de colaboración futuras para seguir avanzando en la investigación sociosanitaria de la enfermedad. Los beneficios para las personas afectadas y sus familias, son el presente para mejorar su calidad de vida y puede significar para ellos, el que sean mejor atendidos, el que continúen con sus terapias estén donde estén porque todos hagamos el mismo tipo de actuaciones, esto sería estupendo.

CVE: ¿Qué tipo de acciones está llevando a cabo el CRE Alzheimer en el marco del «Año europeo del envejecimiento activo y de la solidaridad intergeneracional»?

MIG: El objetivo del CRE en este año es integrar a las personas con alzhéimer en las actividades socioculturales de su ciudad, para ello se ha presentado una iniciativa llamada “Salamanca ciudad amigable con el alzhéimer” en la cual se contemplan actividades destinadas a facilitar el  acceso a los espacios públicos, a las actividades sociales y culturales de la ciudad, con el fin de que sirvan de terapia para mejorar su calidad de vida. Del mismo modo el CRE colaborará en el proyecto transfronterizo sobre “Envejecimiento activo” dentro del marco de colaboración con la Fundación General de la Universidad de Salamanca y con la  Fundación Reina Sofía.

CVE: Teniendo en cuenta el panorama del fenómeno de la población envejecida al que se enfrenta España en estos momentos, ¿qué otros objetivos o retos se plantea el CRE Alzheimer en este campo para el futuro?

MIG: Nuestro reto siempre será el dar la mejor atención, formación y asesoramiento posible a las personas que acudan al centro, a sus familias, a los profesionales e investigadores, a las asociaciones e instituciones  favoreciendo por supuesto todas aquellas iniciativas que consigan que las personas con demencias y sus familias cuidadoras tengan una mejor calidad de vida, que realicen una actividad positiva.

CVE: Muchas gracias María Isabel.

Agradecemos mucho a María Isabel González Ingelmo su amabilidad a la hora de responder a esta entrevista, que hemos realizado a través del correo electrónico en abril de 2012.

Fuente: cvirtual.org