Archivo de la etiqueta: Dr. Alberto Rábano

El banco de cerebros del #INCYL suma catorce #donaciones en menos de dos años

Estándar
Foto: Web INCYL

Foto: Web INCYL

Tras una paralización temporal el año pasado, el Banco de Tejidos Neurológicos retomó su actividad y comienza a acumular tejidos neurológicos que ya están solicitando los investigadores

El Banco de Tejidos Neurológicos del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl) de la Universidad de Salamanca acumula ya 14 cerebros donados para la investigación desde que se puso en marcha hace menos de dos años. Esta infraestructura científica comienza a cumplir con su misión, al haber recibido ya las primeras peticiones de investigadores que quieren utilizar este material para estudiar enfermedades neurodegenerativas.

Tras superar los problemas que durante meses cuestionaron su continuidad el pasado año, el banco de cerebros salmantino retomó su actividad con la financiación de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, que se hace cargo del contrato de una persona como técnico. El respaldo administrativo del Incyl, además de sus instalaciones y equipamiento, unido a esta persona especializada basta para mantener una infraestructura que, aunque sencilla, puede ser fundamental para avanzar en la investigación en Neurociencias, puesto que da la posibilidad de analizar el órgano clave en enfermedades como el alzhéimer o el párkinson.

Según han explicado a DiCYT Javier Herrero, director del banco, cuando llega un nuevo cerebro, se divide en dos partes. El hemisferio derecho se congela y el hemisferio izquierdo se conserva en formol. Uno de los primeros trabajos es diseccionar esta segunda parte para realizar un diagnóstico post mortem que despeje las dudas sobre la enfermedad que realmente padecía el sujeto, ya que en muchos casos de demencia es imposible determinar en vida exactamente qué tipo de patología tenía el paciente.

Tras realizar una disección muy fina, la presencia de ciertas moléculas puede revelar con exactitud la enfermedad del donante. A la hora de realizar este trabajo, los técnicos pueden ir grabando su propia voz para explicar los pasos que van dando. El objetivo es registrar toda la información posible. Por eso, todos los datos están vinculados a los tejidos almacenados y cada muestra de las que se almacenan en dos congeladores de -80 grados centígrados va asociada a un código de barras.

De los 13 primeros cerebros que conserva el banco (a falta del diagnóstico del último hasta ahora, que fue donado el pasado viernes) seis pertenecían a enfermos de alzhéimer, cinco a individuos con otras demencias, uno a una persona con síndrome de Down y otro a un enfermo de párkinson. Precisamente, este último caso ha protagonizado las primeras peticiones de científicos al banco salmantino por parte de investigadores de la Universidad de Valencia que estudian esta enfermedad y de otros de Madrid que finalmente derivaron una muestra a Suecia.

La donación

El proceso de donación tiene tres partes. En primer lugar, se solicita información al banco de cerebros. Más tarde, se rellena la solitud para ser donante, lo que ya convierte a la persona en donante potencial. En algunos casos, en este segundo paso las solicitudes las realizan familiares autorizados si se trata de personas que sufren alguna enfermedad neurológica grave que les impide ser conscientes de la decisión. Finalmente, en el momento del fallecimiento, se lleva a cabo esa donación, salvo en casos en los que, a pesar de existir el registro como donante potencial, se produzca algún tipo de desacuerdo por parte de los familiares.

Tras la muerte del paciente, se lleva a cabo una autopsia y la extracción del cerebro, que se realiza en algún centro hospitalario de Castilla y León o algunas comunidades autónomas limítrofes para las que este banco es referencia, ya que aún son pocos los que existen en España. Finalmente, el cerebro del donante es trasladado al Incyl.

Un aspecto importante del que aún carece este banco es la donación de cerebros sanos. El responsable del Banco de Tejidos Neurológicos del Incyl recuerda que “son necesarios como control”, es decir, para comparar los órganos que tienen alguna patología con los que no la tienen y así ver las diferencias. En cualquier caso, entre los potenciales donantes registrados hay 11 personas que no sufren ninguna enfermedad neurológica.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las cifras

En su primer año de funcionamiento, 2011, el banco de cerebros sumó siete donaciones efectivas, mientras que 28 personas se convirtieron en donantes potenciales y se produjeron 54 solicitudes de información. En 2012, a pesar de los meses de inactividad, se registraron seis donaciones, acumulando 13 donantes potenciales y 19 solicitudes de información. Finalmente, el pasado viernes se produjo la primera donación de 2013, lo que suma hasta el momento un total de 14 cerebros a disposición de la Ciencia.

La mitad de estas donaciones se han producido en Salamanca, mientras que 4 proceden de Valladolid, dos de León y una de Burgos. Entre los ciudadanos que han solicitado información, hay también personas de Zamora y Palencia, dentro de la comunidad, y curiosamente también de Madrid y Barcelona a pesar de que estas ciudades tienen sus propios bancos de tejidos neurológicos.

Contacto y conferencia

El teléfono 24 horas, cuyo número es 669605723, es la principal vía por la que se comunican los ciudadanos con el banco, aunque también lo hacen a través del correo electrónico (btn-incyl@usal.es) y de forma más directa, en las charlas divulgativas que se organizan para dar a conocer la existencia del Banco de Tejidos Neurológicos del Incyl.

Una de estas conferencias tendrá lugar el próximo 5 de febrero en el Incyl a cargo de Alberto Rábano, director del Banco de Tejidos Neurológicos de la Fundación Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas (CIEN), perteneciente al Instituto de Salud Carlos III. Será a las 16:30 horas, aunque previamente, por la mañana, habrá un seminario de investigación del mismo especialista dirigido al personal investigador.

Fuente: DICYT (Agencia de Noticias para la divulgación de la Ciencia y Tecnología del Instituto ECYT de la Universidad de Salamanca)

La #música es la unión de #emoción y #cognición para el #cerebro

Estándar
Foto: Blog Fundación CIEN

Foto: Blog Fundación CIEN

Pilar Lago, profesora de Ciencias de la Educación de la Universidad a Distancia, Uned realizó este programa de radio sobre música y cerebro: neurociencia, junto a Alberto Rábano, director del Banco de Cerebros BT-CIEN y Carmen Antúnez, Directora de la Unidad de Demencia del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca y del Banco de tejidos de Murcia.

Alberto Rábano nos cuenta que hoy sabemos gracias a la neurociencia que la música está muy dentro de nuestro cerebro y nuestro cuerpo, es algo que el cuerpo nos pide, porque lo necesita.

Carmen Antúnez confirma que la música es una capacidad natural que viene en nuestro código genético. Es nuestra manera de expresar que somos parte del ritmo de la naturaleza. La música produce unas emociones tan fuertes que es hace su estudio muy interesante para la neurociencia.

Alberto Rábano añade que ya se conoce bastante sobre el lenguaje y el cerebro, pero la música va todavía más allá, porque es más primitiva y está en el nacimiento del lenguaje. Los nuevos recursos están revolucionando los estudios y abriéndonos las puertas del cerebro tanto a nivel técnico con electroencefalografía, magnetoencefalografía, la resonancia magnética… y los planteamientos experimentales.

El cerebro atiende a músicas agradables y desagradables, las agradables que desencadenan reacciones químicas entre las que hay una descarga de dopamina, una sustancia que inunda el lóbulo frontal y produce placer. En la música hay dimensiones culturales, emocionales y cognitivas, la música nos hace identificarnos, recordar y hacernos preguntas.

Los griegos atribuían a la música un alto valor educativo, los niños que estudian música tienen refuerzos en todas las áreas cognitivas del cerebro, en el tronco, los lóbulos temporales y los frontales. La unión de emoción y cognición para el cerebro es la música.

Puedes escucharlo aquí http://www.ivoox.com/musica-cerebro-neurociencia_md_1746421_1.mp3″

Fuente: Blog Fundación CIEN

¿Cómo se trabaja en un banco de cerebros?

Estándar

DIEZ CENTROS EN ESPAÑA

El alzhéimer es una enfermedad que afecta a 800.000 personas y en estos centros se congelan los cerebros de los donantes para conocer las proteínas que destruyen las neuronas y crear tratamientos que impidan su desarrollo.

PINCHA EN LA IMAGEN PARA IR AL ENLACE AL VIDEO

Las claves para la lucha contra el alzheimer parten de los bancos de cerebros, en España solo hay diez.

Hasta que no se hace un diagnóstico después de muerto no se puede saber con exactitud si se trata de alzheimer.”El tamaño se reduce y el alzheimer atrofia el cerebro”, afirma Alberto Rábano, director del banco de tejidos de la Fundación Cien.

Una vez extraído, la parte derecha del cerebro se congela y el hemisferio izquierdo se conserva en fórmol para investigar ambos.

Cada cerebro se muestrea en pequeños bloques y se tiñen para hacer el diagnóstico. En estos laboratorios se preparan las soluciones y se manipulan las muestras. Es un extenso trabajo de bioquímica y biología molecular para completar el estudio.

En el microscopio veremos que un cerebro enfermo está plagado de manchas: son las proteínas que causan la enfermedad. Un cerebro sano aparecería completamente blanco.

Las investigaciones se centran en hallar fármacos o vacunas que impidan que esas proteínas pueblen el cerebro y destruyan las neuronas.

Fuente: Antena3.com-Noticias

¿Cuál es la neurona más larga del cuerpo?

Estándar

Interesante entrevista realizada por La Información a Alberto Rábano, director del banco de cerebros de la Fundación CIEN en la que comenta las dimensiones de nuestra red neuronal de cientos de miles de kilómetros. Los axones de algunas neuronas pueden unir regiones separadas por más de un metro y en el caso de los grandes mamíferos alcanzar longitudes increíbles.

Para conocer la longitud de una neurona que controle un dedo del pie, se empieza a medir en la corteza cerebral, de ahí sale el axón que llega hasta los segmentos lumbares y así millones de neuronas. La longitud de todos esos cables en un solo cerebro es como ir a la Luna y volver”.

La distancia de la Tierra a la Luna es de unos 370.000 km, y aunque algunas estimaciones son algo menores que las que hace Alberto Rábano, siguen siendo igualmente impresionantes. Un estudio de Bente Pakkenberg (ver PDF), por ejemplo, estimaba en 2003 que la red de neuronas mielizadas tiene una extensión de entre 150.000 y 180.000 km.

El nervio más largo y más ancho del cuerpo humano es el nervio ciático, que se extiende de los pies hasta la pelvis y puede medir más de un metro. Un nervio está formado por un manojo de axones, explica el neurofisiólogo Xurxo Mariño, “como si fuera una cuerda”. El manojo -nervio- puede ser más largo que los axones, y dentro de un mismo nervio puede haber axones tanto de subida como de bajada. El axón más largo documentado en humanos parte de la punta de los dedos hasta la espina dorsal y puede llegar a tener un metro y medio en adultos.

El neurocientífico estadounidense Bradvey Voytek, considera que estas neuronas sensitivas -que tienen su cuerpo en los ganglios espinales – pueden ser más extensas, ya que conectan los receptores de la piel y penetran en la espina dorsal, el fascículo grácil y suben al cerebro a través del tálamo hasta la corteza. Es decir, explica Voytek, el nervio traslada el impulso desde la punta del pie hasta el bulbo raquídeo, lo que en una persona alta pueden ser dos metros de red neuronal continuada (¡!).

Extendiendo estos cálculos, Voytek prevé que el axón más largo es este mismo nervio pero en otro mamífero, la ballena azul. El mayor de estos ejemplares puede medir hasta 30 metros, de forma que sus nervios espinales podrían tener axones de hasta 25 metros. La señal eléctrica en los axones puede viajar a distintas velocidades, desde 0,5 a 100 metros por segundo. Teniendo en cuenta esta horquilla, la señal  nerviosa podría tardar hasta seis segundos en alcanzar el cerebro de la ballena y que esta fuera consciente de un estímulo.

Fuente: La Información y Blog Fundación Cien

Entrevista al Doctor Alberto Rábano – Responsable del Banco de Tejidos Fundación CIEN

Estándar

Entrevista realizada al Doctor Alberto Rábano en la radio, podéis escuchar la entrevista en el siguiente video:

El Neuropatólogo D. Alberto Rábano Gutiérrez del Arroyo, es actualmente el Responsable del Banco de Tejidos Fundación CIEN

  • Licenciado en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid.
  • Programa de Doctorado y reconocimiento de suficiencia investigadora en el Departamento de Anatomía Patológica de la Universidad Complutense de Madrid.
  • MIR de Anatomía Patológica en el Hospital General Gregorio Marañón de Madrid.

De entre su formación complementaria en diversos hospitales del Reino Unido y Estados Unidos, la más prolongada fue en el Hammersmith Hospital, Royal Postgraduate Medical School, University Of London. Histopathology Department (Prof. N. Wright), Histochemistry Department (Prof J. Polak) (1989).

Jornada de puertas abiertas Banco de Tejidos – Preguntas y Respuestas

Estándar

Parte 1:

Parte 2:

A.G.P (Mariposas del Alma)

Cada cerebro es una joya y una esperanza – Jornada de puertas abiertas en el Banco de Tejidos

Estándar

El pasado miércoles 04 de julio tuvo lugar la Primera Jornada de Puertas Abiertas del Banco de Tejidos de la Fundación CIEN (Centro de investigaciones de enfermedades neurológicas), instalaciones las cuales están integradas en el complejo del Centro de Alzheimer Fundación Reina Sofía de Vallecas (Madrid).

La primera parte de este encuentro tuvo lugar pasadas las diez de la mañana en el amplio salón de actos con una capacidad para 150 asistentes en la cual tras una breve alocución y presentación del Dr. Alberto Rábano (Responsable del Banco de Tejidos) dio paso a la Directora del Centro de Alzhéimer, Laura Fernández.

Laura Fernández realizó una presentación de todo el complejo; compuesto por un centro de día (40 plazas), centro de respiro familiar para fines de semana y festivos (20 plazas) y una residencia (156 plazas).

Este centro no es como los demás, es especial. No solo por pertenecer a la Fundación Reina Sofía y por su estructura arquitectónica (pensada de manera para facilitar y estimular los procesos cognitivos) sino porque confluyen además de la parte terapéutica o de cuidados con la neuroinvestigación, interactuando entre todos para obtener mayores y mejores resultados.

La residencia se divide en 9 módulos que son como mini-residencias porque cada una es independiente de las otras y sus tratamientos y atenciones también lo son. Estos nueve 9 módulos se escalan dentro de los tres niveles de la enfermedad: leve, moderado y avanzado según el grado de deterioro.

Dichos residentes son los primeros donantes que recibe el Banco de Tejidos en el momento del fallecimiento y también se les realiza un seguimiento, una evaluación y unas pruebas periódicas que sirven para estudiar y poder investigar nuevas formas de combatir la enfermedad (todo ello sólo cuando existe consentimiento para ello, es decir, es algo que se realiza tan solo a pacientes que voluntariamente lo deseen)

Por último Laura también quiso resaltar el carácter formativo del centro: tanto en formación para el personal (psicólogos, formadores, trabajadores sociales, gerontólogos, etc.) como formación dirigida por ellos para los demás. En 2011 se llevaron a cabo 122 acciones formativas de las cuales 22 fueron dirigidas a familiares de enfermos de Alzheimer. Para muchas de estas formaciones no es necesario tener a tu familiar en el centro, puedes pertenecer a otro o cuidar al enfermo desde casa.

A continuación María Zea, neuróloga, pasó a presentarnos el “Proyecto Vallecas”. Este proyecto esta dirigido a personas de entre 70 y 85 años cognitivamente sanas a los cuales durante 5 años y de forma anual se les realizará una serie de pruebas, de las cuales se les dará los resultados y que servirán éstos para estudiar y comparar con personas con deterioro cognitivo. La finalidad del Proyecto Vallecas no es otro que poder encontrar marcadores que nos ayuden a detectar de manera más precoz la enfermedad antes de su manifiesto.

María nos dejo un dato brutal que refleja la importancia de combatir adecuadamente y desde todos los estamentos esta enfermedad y es que “Un paciente de demencia supone un gasto medio de entre 25.000-30.000€ de los cuales un 87% son asumidos por los familiares”.

Posteriormente el Dr. Norberto Malpica (Ingeniero de Neuroimagen de la Universidad Rey Juan Carlos) nos mostro parte del trabajo que se realiza en el departamento de Neuroimagen partiendo de las resonancias magnéticas que nos permiten obtener una imagen del cerebro y trabajar con los diferentes volúmenes del cerebro, aislando zonas y áreas concretas para su estudio, investigación y comparativa de resultados basados en datos matemáticos.

No solo se trabaja con resonancias magnéticas sino con otros métodos:

– Espectroscopía: Este técnica muestra los distintos compuestos químicos que hay en partes del cerebro.

– Perfusión Cerebral: Estudia y compara el riego sanguíneo del cerebro comparándolo con cerebros sanos, ya que en la enfermedad de Alzheimer el riego sanguíneo en el cerebro es menor, esto sirve para poder interpretar mejor el deterioro.

El Dr. Alberto Rábano tomo la palabra para hablarnos del Banco de Tejidos y su historia, como empezó siendo el BTIN, pasaron a trabajar en el Hospital de Alcorcón y como finalmente en 2008 se inicia el BT-CIEN .

En cuanto a donantes activos el banco cuenta con 344 donantes (A fecha de Junio de 2012) de los cuales el 79% son de la Comunidad de Madrid y el 21% de fuera de la Comunidad.

Quiero resaltar dos frases que nos dejo Alberto;

“Un cerebro bien clasificado, bien fijado…es una joya”

Resalta la importancia de la investigación y la ilusión de los investigadores por que su trabajo sirva para vencer esta enfermedad.

“Es muy difícil, yo no lo he conseguido, crear el mensaje para que la gente done cerebros normales”

Expresa la dificultad, la no consecución hasta ahora de la intención de llegar a gente no relacionada con la enfermedad para que colaboren y se impliquen.

La última ponente fue María Llorens (Miembro del grupo de trabajo del Dr. Jesús Ávila) la cual nos mostró parte de los trabajos realizados con ratones transgénicos y destacó la importancia de la potenciación de la neurogénesis, basado en la regeneración de neuronas y que el día de mañana podría junto con el trabajo de células madre poder curar la enfermedad.

Tras la finalización de las diferentes ponencias, el grupo de unas cien personas que nos dimos cita en el salón de actos pudimos pasar a conocer las instalaciones: la sala de congeladores,  de tallado, de macrofotografía, la de autopsias, etc.

Ana Belén Rebolledo, otra de los miembros del grupo de Neuropatología ( los otros dos son Luis Javier Martín Lentijo y Elena Gómez Blázquez) nos explicaba muy amablemente y con una gran sonrisa cada una de las zonas , además de cualquier pregunta que le plantearas.

En fin, gente agradable donde los haya que transmiten un gran interés por su trabajo e ilusionados de que sirva para dar esperanza a mucha gente, algún día.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A.G.P. (Mariposas del Alma)

Cita

“Un cerebro bien clasificado, bien fijado, para poder investigar…es una joya”. Dr. Alberto Rábano. Responsable del Banco de Tejidos de la Fundación CIEN

Joyas