Archivo de la etiqueta: EEUU

El #coste de las #demencias se duplicará en 2040

Estándar
Foto: Herb Winokur

Foto: Herb Winokur

Laura Tardón | Madrid

Actualizado jueves 04/04/2013 08:25 horas

La demencia tiene un precio cada vez mayor. Según un estudio publicado en la revista ‘The New England Journal of Medicine’, en EEUU supuso en 2010 un coste entre 157 y 215.000 millones de dólares, muy similar al de las enfermedades coronarias e incluso superior al del cáncer. 

Lejos de mejorar estas cifras, y dado que se espera que incremente el número de afectados por deterioro cognitivo (por el aumento de la esperanza de vida), el análisis sugiere que el coste de la demencia podría duplicarse en 2040. Ante tal expectativa, y con el “objetivo de que los gobiernos tomen medidas”, los autores de esta investigación intentan facilitar datos lo más exactos posibles.

El cálculo del coste de la demencia es “todo un desafío. Primero, porque la demencia coexiste con otras enfermedades propias de la edad, y segundo porque en muchos casos son los familiares quienes se hacen cargo del cuidado del paciente”, argumenta Michael Hurd, responsable de este trabajo y economista de la  Corporación RAND, un instituto de estudios californiano.

De la misma opinión se muestra Jesús María Rodrigo, director ejecutivo de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (Ceafa). La demencia tiene un ‘precio’ indirecto “referido, por ejemplo, a las personas que se ven obligadas a abandonar el mercado laboral para dedicarse al cuidado de un familiar con Alzheimer”.

A diferencia de estudios anteriores, aseguran los investigadores, este trabajo excluye precisamente los gastos indirectos que se puedan derivar de la demencia. De esta manera, el coste de esta enfermedad se reduce de los 159.000-215.000 millones de dólares a 109.000 millones, cifra que se asemeja al coste sanitario directo de las enfermedades coronarias (102.000 millones de dólares) pero que sigue superando al del cáncer (77.000 millones de dólares).

Lo cierto es que, después de analizar varios estudios sobre la salud en estadounidenses mayores de 51 años, “observamos que a partir de los 71, el 14,7% desarrollaba demencia y entre el 75% y el 84% de los gastos que conllevaba este trastorno no eran sanitarios directos, sino que se debían al ingreso en residencias y a los cuidados (formales o informales) en el hogar”.

En España ocurre lo mismo, explica Leocadio Rodríguez Mañas, jefe de servicio de Geriatría del Hospital Universitario de Getafe (Madrid). “El 80% de los gastos se producen a medio y largo plazo por cuestiones sociales cuando la persona con Alzheimer pierde autonomía y se hace dependiente (necesita a alguien para realizar las tareas diarias, por ejemplo, comer, vestirse, etc.)”. Es decir, “el enfermo de Alzheimer no es especialmente costoso. Lo caro no es la enfermedad sino la dependencia y esto es lo que habría que intentar retrasar”.

Impacto económico

Los hallazgos de este análisis, subrayan los autores del trabajo, “hacen hincapié en la urgencia y necesidad que hay de invertir más esfuerzo para desarrollar un plan que minimice el impacto económico de la demencia en la sociedad”. En 2011, Obama impulsó un proyecto nacional de investigación del cerebro con “el objetivo de encontrar nuevos tratamientos y ofrecer una asistencia mejor”, plan que acaba de presentar esta semana y que cuenta con una inversión de 100 millones de dólares.

Según el geriatra español, “este tipo de estudios [como el que publica ‘NEJM’] ayudan a reflexionar sobre cómo se deben enfocar los sistemas de salud, especialmente en las personas mayores, para retrasar el deterioro cognitivo y la pérdida de autonomía en la medida de lo posible”. ¿Cómo? Tratando la comorbilidad asociada, con fármacos específicos, potenciando la vida social, etc.

Factores vasculares

Otra investigación, publicada en la revista ‘Neurology’, y que está basada en los datos de 7.830 personas con una edad media de 55 años, da algunas pistas sobre esta cuestión. Asegura que los factores de riesgo cardiovascular, como el colesterol alto o la hipertensión, no sólo aumentan la enfermedad cardiaca y los accidentes cerebrovasculares, sino que tienen también un impacto negativo en las habilidades cognitivas. De estos resultados se extrapola que para retrasar la demencia sería recomendable vigilar algunas condiciones vasculares. Coste económico en España.

Dada la prevalencia e incidencia del Alzheimer en EEUU y en España (en nuestro país hay más de 800.000 personas afectadas), se puede decir que “hay una correlación” entre los costes económicos observados en este trabajo estadounidense y los españoles. “Según un estudio que realizamos en Ceafa (en 2004), el coste de la demencia en nuestro país supera los 24.000 millones de euros, una media de 30.000 euros por paciente y año”.

El año pasado, asegura, el especialista, “la OMS lanzó un informe avisando a los estados para actuar, ya que la demencia va a representar un problema que ningún estado va a ser capaz de abordar”. Cuando pierden autonomía, necesitan cuidados las 24 horas del día, los siete días de la semana, todos los días del año y esto supone un fuerte impacto económico para la sociedad.   Por estas razones, “reivindicamos, por ejemplo, una Ley de Protección para Alzheimer, el enfermo y sus cuidadores familiares, protección laboral, algo similar a las bajas maternales o el aumento de exenciones fiscales que cubran los gastos indirectos”.

Fuente: elmundo.es

Nueva tecnología para detectar #Alzheimer premiada en festival SXSW en EEUU

Estándar

ojo20 5777681-esc-ner-de-iris-para-la-seguridad-o-identificaci-n-ojo-con-el-esc-ner-y-la-interfaz-de-la-computadorUna nueva prueba capaz de diagnosticar la enfermedad de Alzheimer mucho antes de que aparezcan sus síntomas ganó el premio de innovación en salud en el festival anual South by Southwest (SXSW), que se realiza hasta el domingo en Austin, Texas (sur de Estados Unidos).

La prueba, llamada Neurotrack, fue distinguida en la categoría de tecnologías sanitarias en el concurso SXSW Accelerator el martes, al cierre del segmento de ciencias interactivas del festival.

“Neurotrack puede detectar el Alzheimer a través de un examen computarizado de movimiento ocular seis años antes de la aparición de los síntomas”, dijo Elli Kaplan, presidente de la compañía con sede en Richmond, Virginia (este), que asegura que la prueba tiene un 100% de éxito.

“Hoy en día la única manera de diagnosticar la enfermedad de Alzheimer es una vez que todos los síntomas se presentan”, dijo Kaplan a la AFP. “Pero para entonces ya se produjo un daño irreparable”.

Esta tecnología estará disponible inicialmente para laboratorios farmacéuticos, médicos y hospitales. Eventualmente, Kaplan espera poder desarrollarla en aplicaciones para teléfonos inteligentes y tabletas.

El test, desarrollado en colaboración con la Universidad de Emory en Atlanta y un equipo de neurocientíficos, está disponible en dos versiones diferentes: una que funciona con una cámara de infrarrojos y otra con un simple ratón de computadora.

En la prueba, el individuo estudiado debe comparar imágenes – algunas nuevas y otros que ya ha visto – que aparecen brevemente en una pantalla. “Al estudiar cómo estas personas mueven los ojos y cómo ven las imágenes nuevas en comparación con las imágenes conocidas, se pueden detectar las perturbaciones existentes en el funcionamiento del hipocampo”, la parte del cerebro que juega un papel central de la memoria, dijo Kaplan.

“Todos los seres humanos tienen una preferencia instintiva por la novedad, y este es uno de los elementos que examinamos”, agregó.

El hipocampo es también el primero en ser afectado por la enfermedad de Alzheimer, que se cree que padecen unos 5,1 millones de personas en Estados Unidos.

El proyecto, lanzado hace 20 años, ha sido probado en un amplio estudio de la Universidad Emory midiendo la evolución de los participantes – algunos de los cuales desarrollaron la enfermedad – durante un largo período, dijo Kaplan.

El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud, una agencia del gobierno de Estados Unidos.

“En 10 años, nuestra esperanza es que haya una píldora que se pueda tomar (para combatir la enfermedad de Alzheimer). Sólo habría que hacerse una prueba anual, y si se comprueba que la persona podría desarrollar Alzheimer, se podría hacer algo al respecto”, concluyó la experta, cuyos dos abuelos sufrieron la enfermedad.

La intención de los creadores de Neurotrack es comercializar una versión para médicos que costaría entre 300 y 1.000 dólares.

En cuanto a la versión para uso en el hogar, Kaplan dijo: “De hecho, estamos trabajando en ello”.

“No estamos muy lejos de una tecnología que funcione en el teléfono (móvil) o en la tableta” del paciente, y cuyos resultados serían enviados directamente a un médico.

Fuente: terra.com

Estados Unidos probará en Colombia el primer fármaco para prevenir el Alzheimer

Estándar

El medicamento se ensayará en una zona de la región de Antioquia donde la enfermedad se transmite de padres a hijos y aparece antes de los 45 años

El alzhéimer se transmite de padres a hijos en Colombia. Es el caso de Carlos (en la imagen), que vive en Medellín

Johnhaider tenía 40 años cuando su memoria empezó a fallar, la misma edad en la que su madre comenzó a notar los primeros síntomas de alzhéimer. Ahora está en la fase final de la enfermedad, sin poder hablar y sin reconocer a ninguno de los suyos. Su hermana Patricia ha tenido mejor suerte, ha cumplido 49 y está sana, pero no hay un minuto del día en que no piense que la próxima víctima será ella. Su familia forma parte de una extensa saga de 5.000 personas de la zona de Medellín, en Antioquia (Colombia), que sufre una terrible herencia genética. Su ADN porta una variante genética que les condena a padecer alzhéimer antes de los 45 años, cuando raramente esta demencia aparece antes de los 65 años.

Historias como ésta se repiten por toda la región colombiana, lo que la convierte en el mejor banco de pruebas para estudiar el alzhéimer. Y Estados Unidos ha dado el primer paso para estudiar en ese laboratorio vivo, al autorizar el primer ensayo clínico que probará un medicamento experimental, el «crenezumab», como tratamiento preventivo. Se probará en 5.000 personas de entre 30 y 40 años que aún no han desarrollado ningún síntoma de la enfermedad y poseen antecedentes familiares. Si se cumplen los plazos previstos, los pacientes empezarán el tratamiento a comienzos de 2013 y los primeros resultados se tendrán en cinco años.

La investigación espera responder a dos preguntas fundamentales. La más importante es si el medicamento es capaz de prevenir la aparición del alzhéimer genético. Aunque la gran mayoría de los casos del «mal del olvido» no son genéticos, se espera que la fórmula evite los casos comunes. Entonces se contaría con una fórmula preventiva universal, una especie de vacuna en pastillas.

El ensayo clínico también pondrá a prueba una de las hipótesis con la que se trabaja en alzhéimer. Se sabe que una proteína llamada beta amiloide se acumula en forma de placas en los cerebros con alzhéimer. Pero también hay personas con las mismas lesiones que fallecen sin perder memoria, ni tener ningún síntoma. El medicamento de Genentech funciona limpiando esas placas del cerebro

¿Para todos los enfermos?

La mayoría de los fármacos utilizados en alzhéimer ya se dirigen contra estas placas y no han tenido mucho éxito con enfermos reales. La razón es que los medicamentos no funcionan cuando la patología ya está instalado. Pero esta vez se probará en pacientes sanos. Si funciona en los voluntarios colombianos, se sabrá si la formación de placas en el cerebro es la causa o un efecto del alzhéimer.

El Gobierno estadounidense invertirá 16 millones de dólares de los cien que costará el ensayo clínico. Otros 15 millones proceden de la ONG estadounidense «Banner Health» y el resto quedará en manos de Genentech, la empresa de biotecnología de Roche que es dueña del medicamento. En el ensayo también participa el neurólogo colombiano Francisco Lopera, el primero en relacionar esa rara demencia, que allí llamaban «bobera», con alzhéimer precoz.

Este fármaco se ha elegido entre otros 25 medicamentos candidatos que, como el «crenezumab», están en las últimas fases de prueba antes de su comercialización. En su elección ha pesado la menor aparición de efectos secundarios graves y los resultados con animales «son realmente esperanzadores», asegura Eric Reiman, director del Instituto Banner de Alzheimer. «El medicamento fue diseñado para reducir el riesgo de hemorragia cerebral o de edema», explicó.

Fuente: ABC