Archivo de la etiqueta: Fotografía

#Recuerdos en el espejo – Reflejos del #Alzheimer

Estándar
Fotografía: Tom Hussey

Fotografía: Tom Hussey

María Sainz | Madrid

Actualizado sábado 13/04/2013 05:04 horas

Los años pasan por todos y, con ellos, los recuerdos. En su serie fotográfica ‘Reflections’ (‘Reflejos’), Tom Hussey incide en la memoria a largo plazo que es la que conservan los pacientes con Alzheimer. Y lo hace con una preciosa metáfora, la del pasado que se refleja en un espejo. Unas imágenes que ha utilizado la compañía Novartis para comercializar un fármaco para la citada demencia y que han dado la vuelta al mundo.

La idea de ‘Reflections’  vino de una conversación que mantuvo Tom con su padre y un amigo de éste. “Hace unos 10 años me dijeron que no entendían cómo podían tener ya 75 años si ellos se miraban al espejo y pensaban que tenían 26 años y acababan de llegar de la Segunda Guerra Mundial. Yo iba a cumplir 40 años y me pasaba igual”, explica en una entrevista a ELMUNDO.es.

Decidió fotografiar al amigo de su padre mirándose al espejo y luego retocó la foto para que el reflejo mostrase una imagen de cuando era soldado. La subió en su página web y el resto es historia. “Cinco años después, una agencia me llamó y me dijo que su cliente, Novartis, quería que le crease una campaña entera siguiendo esa idea”, apunta Hussey.

Y una de las claves del éxito de estas instantáneas es su universalidad. El Alzheimer lo pueden sufrir personas de todo el mundo y sus consecuencias son iguales para todos, sin importar el país, la cultura, la lengua o la religión.

Además, aunque se trata de una serie fotográfica bastante melancólica, no se regodea en la tristeza, sino en los años vividos y en los buenos momentos disfrutados por los ancianos que ahora se miran en el espejo. “Me llegó a llamar un señor que no conocía de nada y me contó que se había identificado mucho con las imágenes. Me dio las gracias por haber captado tan bien la enfermedad que padeció su padre. Este tipo de gestos valen más que cualquier éxito profesional que uno pueda tener”, reconoce este creativo estadounidense.

Más de dos décadas dedicado a la publicidad

Afincado en Dallas (Texas, EEUU) desde la década de los 90, Hussey decidió dedicarse a la fotografía publicitaria tras finalizar sus estudios de Producción y Dirección Cinematográfica.

El estilo de Hussey es muy peculiar. Tal y como él mismo describe, disfruta combinando la realidad y la ficción. Un efecto que consigue mezclando diferentes técnicas y dispositivos. No tiene problemas en emplear una cámara de hace varias décadas ni tampoco un smartphone. “Me encantan todos los tipos de imágenes y para estar feliz necesito jugar con todo ello”, recalca.

De hecho, este fotógrafo estadounidense es consciente de que la forma de visualizar las imágenes, y las campañas publicitarias, también ha cambiado con el paso de los años. En un intento por potenciar los formatos adecuados para las tabletas, por ejemplo, Hussey está apostando últimamente por las imágenes fijas animadas, es decir, por la moda de los llamados ‘gifs animados’.

“En lugar de grabar vídeos, animar imágenes fijas es menos costoso, tarda menos en cargarse en los dispositivos móviles y funciona a la perfección”, afirma. De hecho, es un tipo de creación que le piden muchos clientes gracias a su precio y  versatilidad. Como él mismo dice, “se trata de renovarse o morir”.

Vea más imágenes de la serie ‘Reflections’

Fuente: elmundo.es

Anuncios

Vuelta al cole. Historias en el camino

Estándar

Junio 11, 2012

Son las 9:00 de la mañana de un día que ya promete ser calurosísimo. El centro de día Benicadell se encuentra en un área tranquila del pueblo. La luz invade el pasillo en forma de herradura, filtrándose por las numerosas ventanas haciendo brillar todavía mas los colores pistacho de sus pasillos. Pasillos en curva, sin ángulos, para poder ver con facilidad a los pacientes. Pasillos  que Pepe Gonzalbez y Juan Cascant diseñaron una tarde en la servilleta de un bar en el que delinearon los sueños de Inma Lopez, hoy  presidenta del centro. Las numerosas ayudas recibidas de mucha gente y de las instituciones, hicieron posible que este precioso centro abriera sus puertas hace 5 años.

Me siento de nuevo en el colegio. Juguetes, mesas de colores, dibujos en las paredes…

Son pasadas las 9:30 cuando llegan los remolones alumnos acompañados de familiares y cuidadores. Observo que los acompañantes no se marchan inmediatamente, se sientan un momento con ellos. Me aclara la psicóloga Sussan que hoy es Lunes y hay que tener paciencia.

A nadie le gusta volver al cole los Lunes y hay que ir despacio. Pronto llegan las trabajadoras del centro con la sonrisa puesta y una amabilidad desbordante y los alumnos las colman de besos y abrazos.

Ya en clase, los mas aventajados, aquellos a los que el Alzheimer no les ha robado la capacidad de interactuar, se preparan para una intensa mañana que comienza con gimnasia. “Arriba y abajo, arriba y abajo…” dice Delia animando con energía. Después vendrán canciones populares dirigidas por la animadora social Sonia y amenizadas por una de las alumnas diplomada en castañuelas y alegría.

Las horas se pasan volando en este cole en el que en vez de sonar la campana, las profesoras te toman suavemente del brazo y te acompañan a la siguiente clase.

Toca Educación Física, o lo que es lo mismo, Fisioterapia.

Y casi sin percibirlo ha llegado la hora de comer. Hoy hay lentejas, si quieres las comes…” y si no también” me dice una  de las alumnas entre risas.

Tras la comida, viene la siesta. No todos duermen, algunas cuchichean por lo bajo revoltosas, no quieren dormir.

Por los pasillos me encuentro a Beti, es Inglesa e inquieta. Pese a que me dicen que ya ni en Ingles habla yo lo intento. Parece que me entiende, pero de su boca no sale nada coherente. Sin embargo sigo hablándole en Ingles y noto cierta conexión. Beti me sigue sin parar por los pasillos. Yo le sigo hablando. En un momento, se acerca a la mesa donde charlo con algunas de las cuidadoras y me dice.

“Thank you very much! ” Después me besa repetidas veces.

Me pregunto que cortocircuitos se estarán produciendo en su cabeza, que serán esas palabras que intenta decirme con acento británico. Que sentirá cuando los otros enfermos no la entienden. Si esta enfermedad ya es dura en un entorno en el que se habla tu lengua, que tiene que ser sumarle la barrera del idioma?

 Se hace el silencio en el centro. El calor aprieta y decido marcharme, no quiero abrumarles con mi presencia. Los niños suelen revolucionarse con la llegada de extraños y aunque me han acogido con mucho cariño, decido marcharme. Demasiadas historias, demasiadas emociones, demasiadas celdas vacías en este enjambre llamado Alzheimer.

Mañana hay cole otra vez, volveré a verlos a todos a las nueve y media como siempre, en el Centro de Día de Benicadell.

Fuente: Historias en el camino- Maite H. Mateo

Fotógrafa pamplonesa con sede en Nueva York. En 2010 se graduó en Fotografía Documental y Fotoperiodismo por el Centro Internacional de Fotografía de Nueva York, donde fue galardonada con la Beca John y Ana María Phillips Fundación para el fotoperiodismo. En 2002, se licenció en Bellas Artes por la Universidad de Bilbao.

Su obra personal se focaliza en cuestiones sociales y de derechos humanos. Maite trabaja como freelance en Nueva York y España.