Archivo de la etiqueta: México

Aurelia – Corto sobre una #abuela, su #vida y su #Alzheimer

Estándar
Imagen: extraída del corto.

Imagen: extraída del corto.

Karenina Gómez es una realizadora de animación de origen mexicano que ha enviado su corto de animación titulado ‘Aurelia’ a la cuenta de correo del blog. Aurelia es su abuela y padece alzhéimer, a través del corto nos presenta su vida: su infancia, su juventud, su madurez, sus hijos, sus nietos y su pensamiento sobre la vida. En este camino se deja patente el “acompañamiento” de la enfermedad. Es un corto realizado de forma muy rudimentaria pero que creo que merece la pena visualizar y descubrir el contenido y la manera de presentación que tiene la historia.

Cualquiera que desee compartir en el blog cualquier forma de expresión relacionada con la enfermedad y realizada de manera personal no tiene más que enviarlo a mariposasdelalmablog@gmail.com y desde aquí le daremos difusión.

Fuente del video: Karenina Gómez

Fuente del texto: A.G.P. Mariposas del Alma

Anuncios

‘#EmprendeenGrande’ o “Descubre como montar un Centro de Día #Alzheimer”

Estándar

images‘Emprende en Grande’ es una guía básica escrita por el psicólogo de origen mexicano Christian Núñez Paniagua sobre los aspectos básicos que debes conocer y tener en cuenta a la hora de montar un Centro de Día para enfermos de alzhéimer.

Su propio autor lo describe como un “Breve manual sobre el desarrollo de un plan de negocios de un centro de día para adultos mayores con demencia. Contiene todos los temas indispensables a considerar para diseñar una empresa de servicios para la tercera edad en México. Incluye temas de recursos humanos, datos demográficos, antecedentes prioritarios y un ejercicio financiero sobre los centros de día.”

Los temas que trata son los siguientes:

Antecedentes, ¿por qué un centro de día para adultos mayores?
Descripción del proyecto, ¿qué es exactamente un centro de día?
El cliente, ¿quién necesita de tus servicios? 18 Investigación de mercado, ¿qué otros servicios existen?
Diseño y plan de desarrollo, ¿para qué un centro de día?
Recursos humanos, ¿cuánto personal es necesario?
Infraestructura, ¿qué tipo de instalaciones se requieren?
Plan de operaciones, ¿qué actividades se realizan en los centros de día?
Análisis financiero, ¿cuáles son las utilidades?
Marco legal, ¿qué normas regulan el giro?

He tenido la oportunidad de leer con gusto y detenimiento la guía gracias a un ejemplar digital obsequio del autor y las conclusiones a las que he llegado tras la lectura son las siguientes:

El autor desglosa aquellos aspectos necesarios de ser analizados y estudiados para poder valorar las circunstancias y los medios adecuados para llevar a cabo el cometido de establecer un Centro de Día. Sin entrar en un desarrollo extenso y engorroso sí que describe de manera básica y concisa cada paso y cada clave a tener en cuenta en un proyecto de tal magnitud, todo ello apoyado y reforzado en datos, gráficas y documentación (debidamente referenciada y enlazada).

Aunque el principal lector al que va destinado es al profesional del ámbito empresarial y social, cualquier persona interesada en el tema o relacionado con la enfermedad de alzhéimer puede conocer y comprender su contenido tan solo por satisfacer una curiosidad o para tener una idea menos abstracta del funcionamiento interno de un centro de estas características, asi como de sus costes económicos y humanos.

La guía se enmarca en un territorio concreto como es México y más concretamente Querétaro pero si obviamos las cifras y los datos podemos extrapolar lo esencial del plan y aplicarlo en nuestro territorio y circunstancias. Además no queremos obviar que mucha de la documentación con la que ha desarrollado el libro es de origen español por lo que igualmente ya está conectada a nuestra realidad territorial.

¿Por qué recomendaría el planteamiento de Christian? Pues porque lo que más me ha gustado es la importancia que le otorga al aspecto humano y social colocándolo al mismo nivel que al logístico, al material y al económico. Un Centro de Día no deja de ser una empresa o negocio y debe ofrecer calidad y rentabilidad pero también debe ofrecer calidez humana, amor y respeto por aquellas personas que son algo más que clientes de nuestro negocio. La importancia de la vertiente social es (debería ser) innegociable para el éxito de nuestra empresa.

¿Algún pero? Si, también, porque nada ni nadie es perfecto no quiero dejar pasar la oportunidad de resaltar al autor su planteamiento, en mi opinión equivocado que hace dentro del apartado de personal. En dicho apartado relata los puestos necesarios para poner en marcha el Centro de Día con sus características, conocimientos y tareas a desarrollar. Uno de los derechos fundamentales y universales de las personas es la no discriminación por raza, religión o sexo ante un trabajo. Esta “no discriminación” se cumple en todos aquellos puestos donde el autor indica que el sexo del empleado resulta “indistinto” pero no se cumple así al llegar al puesto de “Recepcionista” y “Gerocultista” donde me sorprendo al ver que el sexo indicado es “femenino” y no “indistinto” como todos los demás (desde Gerente hasta Intendente-Limpieza). Estamos acostumbrados inconscientemente a asociar determinados trabajos a un sexo u otro pero es una barrera educacional que debemos superar puesto que en este caso concreto un hombre está igualmente capacitado para desarrollar las tareas de recepcionista o para cuidar de personas. Conozco varios centros en España e Italia donde hombres y mujeres son “Geros” o “Administrativos” y considero que eso es lo correcto, considero un fallo a subsanar dicho aspecto y más cuando lo planteamos en un plan a modo didáctico.

Solo me queda recomendaros que visitéis el Blog “Psicólogo del Bajío” si queréis conocer más información relacionada con las demencias y por supuesto que si queréis leer el libro lo tenéis disponible en Amazon por un precio muy asequible.

A.G.P Mariposas del alma

Alzheimer en personas jóvenes y adultas

Estándar

El Alzheimer no es exclusivo de los ancianos, de acuerdo a estadísticas, esta enfermedad puede iniciarse en personas entre 40 y 50 años, aunque los síntomas son imperceptibles

CIUDAD DE MÉXICO, México, sept. 11, 2012.-

350 mil mexicanos padecen Alzheimer. Es una enfermedad hasta ahora incurable, crónica y progresiva que destruye las neuronas de la corteza cerebral encargadas de los recuerdos y posteriormente las del resto de las funciones cerebrales.

Se presenta no sólo en adultos mayores, sino cada vez en sectores más jóvenes de la población, etapa conocida como Alzheimer prodrómico.

“Me explicaron cómo iba a ser la enfermedad. Yo no lo creí, no lo acepté, es más yo me desesperaba porque yo veía pues que caminaba, comía, tomaba cosas con las manos, se sentaba, se paraba, yo decía -No está enferma, no está enferma, no le puede pasar una cosa tan grave que me están diciendo-“, señaló Olivia Trejo González, familiar de un paciente con Alzheimer.

La incredulidad de Olivia tenía que ver con un factor fundamental: La edad de su familiar. Tenía 46 años cuando le detectaron los primeros síntomas.

“Conforme pasan las generaciones donde se van presentando los casos de la enfermedad de Alzheimer, lo van presentando a edades más tempranas, entonces tenemos excepcionalmente casos de pacientes que están alrededor de los 40 años y están presentando esos datos de la enfermedad”, dijo Edilberto Peña De León, director de Investigación en el Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional.

En México se estima que cinco por ciento de la población mayor de 65 años sufre Alzheimer. El riesgo de padecer la enfermedad crece exponencialmente con la edad, hasta alcanzar 50 por ciento de probabilidades en el grupo mayores de 85 años.

Entre 10 y 15 por ciento de este universo comenzó a desarrollar el padecimiento de forma prematura en relación a esta estadística, entre los 40 y 50 años de edad, con síntomas casi imperceptibles.

“Estas alteraciones son muy ligeras, generalmente en el área de los nombres, se me olvida cómo nombrar a un reloj, sé que sirve para dar la hora, sé que tiene manecillas, sé cómo utilizarlo, pero se me olvida la palabra reloj, o puedo encontrarme una persona en la calle, le veo la cara, sé que es conocido, pero no recuerdo su nombre”, añadió dijo Edilberto Peña De León, director de Investigación en el Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional.

“En el Instituto Nacional de Neurología nos habían comentado los doctores que ella aún estaba joven cuando le vino esta enfermedad, pero en ese tiempo falleció mi papá y bueno, se cree que quedó en una especie de shock que no fue tratado”, señaló Silvana Trejo, familiar de un paciente con alzheimer.

Factores como el estrés o el cansancio pueden ocasionar alteraciones momentáneas de memoria en personas de cualquier edad. Sin embargo, si estas alteraciones se vuelven frecuentes al grado de afectar la vida cotidiana, es momento de consultar a un especialista.

“Lo que tenemos ahora en el armamento de medicamentos y de tratamientos para estos pacientes, nos permite enlentecer y detener el desarrollo de la enfermedad hasta el doble de tiempo que pasaría si no estamos haciendo nada y prolongamos y doblamos también la calidad de vida del paciente y de los familiares”, agregó Edilberto Peña De León, director de Investigación en el Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional.

Sin olvida que la prevención es un instrumento efectivo contra el Alzheimer, por ejemplo, evitando factores de riesgos cardiovasculares y realizando lo que algunos especialistas llaman gimnasia mental.

“Este tema de hacer sudokus, de hacer sopas de letras, rompecabezas, crucigramas, son situaciones que mantienen activas a mis neuronas y que pueden hacer que esto se retrase”,  recomendó Edilberto Peña De León, director de Investigación en el Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional.

Fuente: Foro TV – Noticieros Televisa