Archivo de la etiqueta: Niños

Actividades para adultos mayores y niños

Estándar

2013-05-24 17.36.54

  Al hablar de una cultura del envejecimiento es necesario tocar el tema de relaciones intergeneracionales, mismas que forzosamente deben incluir adultos mayores y niños. Aunque hoy se aboga por espacios específicos para el adulto mayor, lo que en realidad generará cultura del envejecimiento exitoso serán los espacios donde convivan personas de todas las edades.

  El blog Adultos Mayores Qro nació con el propósito de crear cultura del envejecimiento, pero los esfuerzos por escribir del tema no son suficientes, es necesario actuar. Si deseas crear espacios adecuados para que conviva el adulto mayor con personas jóvenes y niños, es menester involucrarse y pensar en las necesidades (y capacidades) de cada uno. Con el equipo del Residencial Quintalegre desarrollamos la siguiente iniciativa: Recital Intergeneracional. Aquí te explico como lo hicimos:

  • Contacto. Primero nos pusimos en contacto con un grupo de alumnos que está actualmente tomando clases de piano para agendar un pequeño recital. La profesora de piano Laura Ortíz y sus alumnos estuvieron encantados de tocar para los adultos mayores del residencial.

  • Planeación del evento. Recuerda que debes poner atención a las necesidades de cada grupo, en este caso los niños podrían estar nerviosos por una presentación en público de modo que es necesario planear una actividad donde todos puedan participar y se integren. Para esta situación, además del recital, los niños y los adultos mayores deberían dibujar durante el evento. Es necesario pensar en un número aproximado de participantes para tener suficiente espacio y materiales.
  • Preparando los materiales. Los materiales necesarios para esta actividad son 4 pliegos de papel craft, cuatro cajas de crayones, dos paquetes de plumones, cinta adhesiva y tijeras.

2013-05-24 17.02.02

  • Adecuando el espacio. La maestra de piano proporcionó el teclado eléctrico que fue probado e instalado horas antes del evento, además, se acomodaron en un espacio amplio mesas y sillas suficientes para 25 personas. Sobre las mesas se colocó el papel craft y se adhirió con la cinta, después se distribuyeron sobre las mesas los crayones y plumones. ¡Ahora ya está todo listo!
  • Desarrollo de la actividad. Será muy común que los adultos mayores y los niños se sienten separados los unos de los otros pídeles que se revuelvan antes de dar inicio, la consigna para todo el grupo será que mientras el grupo piano toca la música…

“Pintaremos en el papel todas las emociones que nos despierte la música, podemos dibujar el ritmo o cualquier cosa que se nos ocurra”

2013-05-24 17.36.34

  Recuerda que es importante no forzar a los que no desean participar y serán los niños los que puedan tener más iniciativa, ofrece suficiente retroalimentación positiva a todo aquel que participe y pronto todos lo estarán haciendo. Cambia la consigna de vez en cuando, “ahora sólo dibujen con la manos izquierda”, “continúen pero utilizando ambas manos al mismo tiempo”, “cerremos los ojos y hagámoslo así”…

  ¡De esta forma puedes realizar un recital intergeneracional! Sé creativo para realizarlo, puedes hacerlos con música reproducida desde un mp3 o usar otro tipo de material para pintar. Ten en cuenta que para adultos mayores es mejor hacerlo sentado. Y siempre recuerda que… ¡Ser mayor es vivir a lo grande!

  Fotografías propias del Residencial Quintalegre.

Fuente: Blog Adultos Mayores Qro / Psicólogo Bajío

¿Cómo explicar a un niño que el abuelo tiene alzhéimer?

Estándar

La mayoría de los pequeños se siente desplazado cuando la enfermedad entra en casa

Lo que es difícil de asumir para los mayores es más complicado aún de entender para los pequeños. Los niños no comprenden el proceso de envejecimiento, especialmente cuando va acompañado de enfermedades degenerativas. «No aceptan que los adultos tengan lagunas de memoria o que los abuelos en muchas ocasiones acaben viviendo con ellos, alterando, de repente, su entorno familiar, y haciéndoles sentirse desplazados», explica Ana Bergua, autora de «La abuela necesita besitos», un libro ideado específicamente para explicar la situación a los niños que conviven con familiares con enfermedades degenerativas, especialmente alzhéimer. Los pequeños, cuando llega esta situación, pueden experimentar diferentes sensaciones y estados de ánimo, tal y como explica Carolina Mendoza, neuropsicóloga del Centro Alzhéimer Fundación Reina Sofía, a lo que se une «que el niño no entiende que sus padres tengan que estar mucho más pendientes de el abuelo que de él, o dejar de hacer actividades que antes se hacían en casa», añade.

Los padres no deben eludir explicar a sus hijos que el abuelo está enfermo

Lo importante es, según Inés Quiroga, psicóloga de la Fundación Alzheimer España (FAE), intentar explicar al niño que el abuelo está malito. «Depende de la franja de edad del nieto y del estado en el que se encuentre la enfermedad, pero siempre hay que tratar de explicar que el abuelo está enfermo y no pasar por encima de la situación como si esta no ocurriera». En la misma línea se expresa Mendoza, quien apuesta porque los padres cuenten con asesoramiento inicial para conocer los aspectos generales de la enfermedad y poder así establecer una comunicación clara y abierta con sus hijos sobre los cambios que van a experimentar con este miembro de la familia que ahora va a estar más cerca de todos y que no va a comportarse igual.

Informar según la edad

Los padres deben tener en cuenta, prosigue la neuropsicóloga del Centro Alzhéimer Fundación Reina Sofía, «que los niños sienten cuando algo va mal a cualquier edad y necesitan saber que está sucediendo, y por eso es importante familiarizarlo con la situación». Cuando son pequeños (4-7 años), la fórmula del cuento, coinciden Mendoza y Bergua, puede ser una ayuda. «Los padres pueden, por ejemplo, leer el cuento a sus hijos y relacionarlo con su historia personal. Esta abuela se pierde por el pasillo, ¿te acuerdas de cómo se perdió tu abuelita el otro día también?», explica la autora del cuento «La abuela necesita besitos». Entre los 8 y los 12, «son ellos los que preguntan sin rodeos», señala la psicóloga de la ONG FAE. Y a partir de la adolescencia, continua Quiroga, «incluso se les puede explicar con términos médicos que es una neurona, y lo que le ocurre cuando aparece la enfermedad».

En fases inciales se puede implicar al niño en tareas sencillas

En algunos casos, si el alzhéimer no está muy avanzado y todavía no existen muchas alteraciones de comportamiento, estas profesionales coinciden en que los pequeños pueden sentirse útiles. «Se trata de involucrar al niño, pero a través del juego o de actividades que le resulten gratas, y siempre sin exceder sus responsabilidades», sugiere Bergua. La neuropsicóloga del Centro Alzhéimer Fundación Reina Sofía, recomienda el hecho de que puedan compartir actividades sencillas. «Hace que puedan sentirse parte importante del proceso y, al mismo tiempo, entender por medio de las vivencias la enfermedad». En las fases iniciales los nietos que viven con sus abuelos enfermos de Alzhéimer, propone Mendoza, «pueden ayudarles en tareas tranquilas, seguras, que no impliquen ningún riesgo, por ejemplo, las tareas repetitivas son una de las mejores opciones, tales como acomodar y doblar la ropa, poner la mesa, ayudarles en el peinado, regar las plantas, caminar por el pasillo de casa…». «También hay otras actividades que se pueden hacer junto a los padres, como mirar juntos un álbum de fotografías de la familia y que entre todos identififiquen quienes están en ella, cuando fue tomada, etc., o poner música y tratar de cantar con él o ella canciones de su época que pudiera recordar», sugiere.

Los besos y las caricias son positivos para estos enfermos, según los expertos

La autora de «La abuela necesita besitos» insiste en un remedio infalible para apaciguar los procesos degenerativos: «Amor, ternura y muchos besos». «Sí», corrobora la neurospsicóloga del Centro Alzhéimer Fundación Reina Sofía, «está comprobado que en fases avanzadas de la enfermedad el mantener el contacto ocular, darle besos o caricias… es positivo para estos enfermos, porque todavía pueden reaccionar ante los mismos aunque ya no se puedan comunicar verbalmente. En fases moderadas, el abrazarles, darles la mano, llamarles por su nombre… les ayuda a que puedan estar conectados con su entorno aunque no nos reconozcan, pero les brindamos compañía, seguridad y cariño», concluye.

«La abuela necesita besitos»

Un buen día, , la abuela María se pierde por el pasillo, no quiere comer, no se acuerda de cómo se llama… Su nieta Maite, de ocho años, no entiende qué pasa, y siente cómo se trastoca todo su mundo cuando la abuelita se muda a vivir con ella y sus padres. Esta historia, que podría ser el caso real de miles de familias españolas, es la sinopsis de «La abuelita necesita besitos» (Editorial Proteus), un cuento escrito por Ana Bergua y publicado por la editorial Proteus con el que la autora quiere ayudar a entender a los más pequeños por qué la abuela de pronto olvida historias, nombres y juegos.
Fuente: Abc.es

“La abuela se pierde”: Entender el Alzheimer a través de un cuento

Estándar

Explicar el Alzheimer a los niños y hacer que entiendan esta enfermedad de forma amena es ya posible gracias al cuento “La abuela se pierde”, un libro interactivo en el que su protagonista aprende qué es la enfermedad.

Esta historia, dirigida a menores de entre 5 y 9 años, narra las vivencias de una abuela que padece Alzheimer y de cómo su familia hace lo posible para que se sienta mejor. A la pequeña de la familia, Sara, le cuesta comprender por qué su abuela no recuerda algunas cosas y su muñeca mágica Mina se encargará de ayudarle a entender la enfermedad de la abuela y cómo debe actuar.

De este modo se pretende mejorar la gestión de las emociones de los niños ante enfermos que pierden la memoria e incluso puede que dejen de conocerlos. Además, para implicarlos de forma más directa, incluye la posibilidad de incorporar a un personaje sorpresa con el rostro del lector.

Este cuento está escrito por Marga Martínez Garriga e ilustrado por Vanessa Linares y cuenta con efectos sonoros, animaciones, música, juegos,  lectura con y sin locución, e incluso un test de preguntas para valorar lo que los niños han aprendido. Además, permite conectarse con las redes sociales para compartir con otras personas los conocimientos adquiridos.

“La abuela se pierde” es el primer título de la serie de cuentos educativos “Sara, la pequeña hada”, que tienen como objetivo ayudar a los niños a entender distintos temas de actualidad de una manera sencilla y divertida.

La colección forma parte de Sanoen, una editorial digital puesta en marcha por una pareja de Barcelona que comercializa ebooks y aplicaciones sobre temas de actualidad explicados para niños.

El libro está disponible para iPad y para Kindle y tiene versiones en español, catalán, inglés, francés y alemán.

**** IMPORTANTE****

Puedes estar al tanto de todas las novedades de la editorial Sanoen a través de Facebook y su página web.

Fuente: cuidadoalzheimer.com

‘El #alzheimer desde la visión de un #niño’

Estándar

Un recurso para concienciar a los pequeños

Enseñar a los más pequeños a hacer ejercicios con su abuelo que padece Alzheimer. Este es el objetivo que se ha propuesto el Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias(CREA).

Y para lograr esa meta ha presentado recientemente la guía ‘El Alzheimer desde la visión de un niño’, con la que pretende que los más pequeños sepan qué es esta enfermedad, como explica, Elena González Ingelmo, responsable del área de Información, Documentación e Investigación del CREA.

Esta guía es muy importante porque las personas mayores son las que, en muchas ocasiones, están cuidando de los más pequeños y son son los que se dan cuenta de que su abuelo le pregunta dos veces una misma cosa o se olvida de las llaves

Esta publicación, dirigida a los más pequeños, se adapta a los nuevos tiempos ya que podemos encontrar el contenido de la guía en la web del CREA. El texto está dividido en cinco apartados: ‘un breve cuento’, ‘¿qué le pasa a mi abuelo/a?’, ‘¿cómo puedo ayudarlos?’, ‘jugando con el abuelo/a’, y ‘así los veo yo’.

Y es que el material interactivo juega un papel muy importante en la actualidad, ya que desde ordenadores, teléfonos móviles o pantallas táctiles, los enfermos y sus familiares pueden hacer terapias, con el asesoramiento de un terapeuta, sin tener que desplazarse a un centro especializado.

****IMPORTANTE****

Desde este enlace puedes descargarte la guía ‘El Alzheimer desde la visión de un niño’.

Fuente: cuidadoalzheimer.com