Archivo de la etiqueta: Proteinas

Dos investigadores navarros avanzan en la detección precoz del Alzheimer o Parkinson

Estándar

Enrique Santamaría y Joaquín Fernández, del CIB.

Su descubrimiento sienta las bases para identificar las proteínas que se alteran en males neurodegenerativos

Pamplona.

Los investigadores del Centro de Investigación Biomédica (CIB) de Navarra Enrique Santamaría y Joaquín Fernández-Irigoyen han identificado una porción del atlas proteómico del bulbo olfatorio humano, estructura cerebral que procesa la información olfativa. Se trata del primer abordaje molecular de esta región y sienta las bases para poder identificar las proteínas que se alteran en enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson, proyecto ya en marcha en el CIB, dependiente del Gobierno de Navarra.

La investigación ha sido publicada en la revista Journal of Proteomics, puntera en esta área y dependiente de la Asociación Europea de Proteómica. Santamaría y Fernández-Irigoyen, de la Unidad de Proteómica del CIB, han identificado más de 1.500 proteínas presentes en el bulbo olfatorio humano, el 40% de ellas no descritas hasta la fecha por el consorcio internacional destinado a caracterizar las proteínas presentes en el cerebro (Human Brain Proteome Project). En los últimos años, se ha observado que pacientes con enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer y Parkinson, entre otras, sufren una disfunción olfatoria como uno de los primeros síntomas de la enfermedad.

A la vista de los datos acumulados y a pesar de haberse realizado caracterizaciones moleculares en animales de experimentación (ratón, rata y pez cebra, que tienen unas 200 proteínas identificadas), se necesitaba una caracterización molecular del bulbo olfatorio humano para poder identificar su composición proteica y entender así tanto las bases moleculares del sistema olfatorio como la etiología de los trastornos que se producen en él.

La Unidad de Proteómica del CIB ya ha puesto en marcha la investigación que permitirá identificar las proteínas que se alteran en el bulbo olfatorio en enfermedades neurodegenerativas, para lo cual recurrirá al Banco de Tejidos Neurológicos, donde están este tipo de muestras almacenadas y caracterizadas procedentes de donaciones.

Fuente: noticiasdenavarra.com

Descubierta la primera mutación que protege del Alzhéimer

Estándar

Un equipo internacional de científicos ha identificado una alteración genética que reduce la acumulación de proteína amiloide en forma de placas en el cerebro, una de las causas del deterioro cognitivo. Según los autores, los resultados pueden mejorar los tratamientos de prevención del Alzhéimer y además demuestran que esta enfermedad y la demencia senil se originan por los mismos mecanismos bioquímicos.

Más de un 5% de la población mundial mayor de 60 años tiene demencia senil. Además, después de los 65 años la prevalencia del alzhéimer se duplica cada cinco años, por lo que, en la actualidad, unos 25 millones de personas están afectadas por esta enfermedad neurodegenerativa en el mundo.

Esta semana la revista Nature publica los resultados de una investigación en la que un equipo internacional de científicos ha descubierto una mutación que protege de ambos tipos de demencia y que podría representar una nueva diana para mejorar los tratamientos de prevención del alzhéimer, según los investigadores. «Es la primera vez que se detecta una alteración genética relacionada con el alzhéimer y además con una función protectora», explica a SINC Kari Stefansson, investigador de la compañía farmacéutica deCODE Genetics, con sede en Islandia y coordinadora del estudio.

Proteína

El alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa que ataca el cerebro y causa limitaciones de la memoria, el razonamiento y el comportamiento. Una de sus causas más conocidas es la acumulación en forma de placas de una proteína llamada β-amiloide. El equipo de Stefansson analizó el genoma de 1.795 personas en busca de alteraciones del gen que codifica para esta proteína: la precursora β-amiloide (APP, por sus siglas en inglés).

Los investigadores descubrieron que existe una mutación en el gen APP que confiere resistencia a la aparición del alzhéimer. En experimentos in vitro, los científicos observaron que esta alteración genética reducía en un 40% la formación de las placas. También vieron que las personas de entre 80 y 100 años sin alzhéimer incluidas en el estudio y que eran portadoras de esta mutación tenían funciones cognitivas en mejor estado que las que no tenían esta alteración genética. Por lo que los autores deducen que «alzhéimer y demencia senil pueden tener los mismos mecanismos bioquímicos».

Detener la enfermedad
El gen APP codifica para la proteína APP que es convertida por un par de enzimas en la β-amiloide, que a su vez forma placas y es una de las causas del deterioro cognitivo. Los científicos opinan que una de las posibles estrategias para detener el alzhéimer sería alterar las enzimas que transforman la APP en β-amiloide y que esta podría ser una manera de detener la enfermedad. Una de estos enzimas se identificó hace más de una década y es el BACE1. «Estos resultados demuestran que si logramos que BACE1 sea menos efectivo podremos proteger al paciente de la aparición del alzhéimer», concluye Stefansson.

Fuente: abc.es

Descubren rasgos comunes en las proteínas que desencadenan las enfermedades neurodegenerativas

Estándar

Un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto que las proteínas neurotóxicas comparten rasgos comunes desde el inicio de la cascada de neurodegeneración. Los resultados de la investigación podrían ayudar a realizar un diagnóstico precoz y a diseñar fármacos.

Gracias a un microscopio de fuerza atómica, investigadores del CSIC han podido estirar y desestructurar una a una las proteínas neurotóxicas para analizar individualmente las estructuras que forman.

“Hemos descubierto que las proteínas neurotóxicas más representativas, antes de empezar a asociarse y formar sus agregados característicos, adoptan una rica colección de estructuras cuya formación se ha visto asociada a toxicidad celular y neurodegeneración”, explica Mariano Carrión, el investigador del Instituto Cajal.

El estudio, publicado en PLoS Biology, ha descubierto también que un agente terapéutico (denominado QBP1) es capaz de bloquear la “malignización molecular” de proteínas neurotóxicas como la causante del párkinson o un modelo de prión semejante a los que causan el mal de las vacas locas o su equivalente en humanos.

El potencial curativo de QBP1 se había demostrado anteriormente en animales de experimentación que reproducían la enfermedad de Huntington.

Formación polimórfica de una proteína neurotóxica

(cada color representa una simulación informática distinta de la proteína).

Imagen: CSIC

“Este potencial fármaco polivalente reduce la formación de las estructuras estables que nosotros detectamos y que, dada su asociación al desarrollo de la enfermedad, proponemos serían las que dispararían el inicio de la misma. El bloqueo mecánico de los motores moleculares de la maquinaria de reciclado de proteínas de la célula podría ser un posible mecanismo que iniciase estas enfermedades”, añade Carrión.

Las proteínas neurotóxicas son aquellas que con la edad y bajo diversas circunstancias pueden generar enfermedades neurodegenerativas como alzhéimer o párkinson. Están implicadas en diversas funciones celulares y, aunque poseen secuencias muy diferentes, comparten las fases finales del proceso de agregación y formación de fibras asociado a estas enfermedades.

Prevención, diagnóstico y tratamiento

Los autores creen que alguna de las estructuras observadas podría servir de diana tanto para el tratamiento como para la prevención y el diagnóstico temprano de estas enfermedades.

“Nuestro trabajo abre la puerta a la comprensión del mecanismo molecular que desencadena la toxicidad de las proteínas neurotóxicas. Esto permitiría descifrar la causa primaria de estas enfermedades y representa por tanto un avance decisivo tanto en la prevención y el diagnóstico como en el diseño de fármacos más específicos y eficientes”, concluye el investigador.

El estudio ha contado con la participación y financiación del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas, así como con la participación del Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Nanociencia.

Referencia bibliográfica:

Rubén Hervás, Javier Oroz, Albert Galera-Prat, Oscar Goñi, Alejandro Valbuena, Andrés M Vera, Àngel Gómez-Sicilia, Fernando Losada-Urzáiz, Vladimir N. Uversky, Margarita Menéndez, Douglas V Laurents, Marta Bruix, Mariano Carrión-Vázquez (2012). Common Features at the Start of the Neurodegeneration Cascade. PLoS Biology. DOI:10.1371/journal.pbio.1001335

Localización: España
Fuente: SINC